Defensora visitará comunidad el lunes para oír reclamos de vecinos opuestos al acueducto. Ese día también conocerá versión de AyA

Por: Juan Fernando Lara Hace 6 días
Policías y funcionarios de AyA agredidos con piedras por un grupo de personas en Sardinal.
Policías y funcionarios de AyA agredidos con piedras por un grupo de personas en Sardinal.

La Defensoría de los Habitantes confirmó este jueves que explora la posibilidad de mediar en el conflicto entre el AyA y la comunidad de Sardinal, en Guanacaste, pues un grupo de lugareños se oponen a la construcción de un nuevo acueducto para llevar agua a El Coco y Ocotal.

La defensora, Montserrat Solano Carboni, acudirá a la zona el próximo lunes, para reunirse con líderes comunales de Sardinal, escuchar sus reclamos y ver si hay entre ellos anuencia a aceptar a la Defensoría como mediadora en el marco de una disputa teñida de violencia.

El jueves de la semana pasada, algunos vecinos dejaron encerrados en el colegio de la zona a un grupo de funcionarios públicos, quienes iban a presentar un estudio sobre el acuífero local a los pobladores de aquella comunidad. Los lugareños tampoco pudieron ingresar al recinto.

Ese día, los afectados fueron trabajadores del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), así como del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara), el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Por esta situación, el AyA ya interpuso una denuncia ante la Fiscalía de Santa Cruz.

Además, este martes, el Ministerio de Seguridad Pública confirmó que un grupo de al menos 60 de personas atacaron a pedradas a dos policías, durante una manifestación que se realizó a primera hora del día en Sardinal en contra del proyecto.

El bloque opositor opina que la intención del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) es tomar más agua de la que supuestamente está prevista en el proyecto y temen quedarse sin suministro del acueducto que se construye.

Solano confirmó que vecinos de la zona interpusieron una denuncia ante la Defensoría en contra del AyA y que, ante ello, se abrió una investigación por la cual se convocó este próximo lunes al edificio de la Defensoría a Yamileth Astorga, presidente del AyA.

"A la señora Astorga se le convocó en el marco de esa investigación para conocer la posición de la entidad en este asunto, nadie ha solicitado aún una mediación de la Defensoría, pero este lunes iré a Sardinal a ver si hay condiciones para ello", aseguró Solano.

Según la defensora, si ambas partes en conflicto aceptan una eventual mediación, habrían de cumplirse algunas condiciones como, por ejemplo, no más actos de violencia.

"Si entramos, asumiremos una posición independiente y podría ser necesario suspender la investigación en contra del AyA. Tendríamos que evaluar qué hacer, no podríamos emitir criterio en esa caso si además vamos a mediar. Además, si alguna de las dos partes rompe con alguno de los puntos de la mediación, entonces nos salimos", recalcó.

Meses atrás, el AyA también denunció actos de vandalismo que afectaron los pozos ya construidos del proyecto y ahora preparan incluso otra acción por hechos violentos que en dos ocasiones impidieron el inicio de los trabajos, confirmó a su vez Astorga.

En noviembre, el proyecto comenzó a dar los primeros pasos para reactivarse, después de varios años de inactividad.

Los vecinos de El Coco y Ocotal llevan más de 10 años esperando la construcción del acueducto que beneficiará a unas 34.000 personas. La obra cuesta ¢1.730 millones y será construida con fondos públicos de esa entidad.