Abre inscripción para organizaciones que quieran postular votantes y candidatos a integrar órgano de vigilancia de fideicomiso

Por: Irene Vizcaíno 24 febrero

En su tarea de conformar un grupo de vigilancia y fiscalización del fideicomiso para ampliar la carretera San José-San Ramón, la Defensoría de los Habitantes abrió un proceso de inscripción de votantes y candidatos.

Hasta el 7 de marzo, las organizaciones ciudadanas tienen oportunidad de enviar la solicitud de inscripción de sus candidatos, así como de los interesados en votar durante la elección.

 Los vecinos de San Ramón bloquearon en varias ocasiones las vías para frenar la concesión.
Los vecinos de San Ramón bloquearon en varias ocasiones las vías para frenar la concesión.

Dicho órgano será lo que se denomina estructura de fiscalización, supervisión y vigilancia del fideicomiso, establecida por la Ley Desarrollo de Obra Pública Corredor Vial San José-San Ramón y sus Radiales, Mediante Fideicomiso, de abril de 2015. La misma legislación dejó en manos de la Defensoría la conformación de ese grupo.

Las organizaciones interesadas deben entregar una solicitud formal, información sobre su trabajo en defensa de los derechos ciudadanos y su acta constitutiva. Los aspirantes a integrar la estructura deben además demostrar solvencia moral.

Los requisitos se pueden encontrar en el sitio de la Defensoría: www.dhr.go.cr

Igualmente, se pueden inscribir organismos o personas interesadas en participar como "observadores" del proceso.

Para el 25 de marzo está prevista la audiencia para presentar candidaturas y realizar la elección. Solo participarán las personas inscritas.

La conformación de este órgano supervisor también pretende asegurar la participación de vecinos y ciudadanos, además de evitar protestas como las protagonizadas en 2013, cuando los pobladores de comunidades de occidente obligaron a finiquitar la concesión de la ampliación de la carretera otorgada a la empresa brasileña OAS.

Luego de la anulación de ese contrato, el país pagó $35 millones de indemnización.

Aquella fallida concesión fue la tercera para esta carretera, cuyo plan de ampliación viene desde mediados de los 90. Ahora, el Estado intenta concretar las mejoras que requiere la vía mediante el primer fideicomiso de carretera aprobado por la Asamblea Legislativa.

Por esa vía pasan hasta 90.000 vehículos diarios en el tramo de la autopista General Cañas.

Se trata de un fideicomiso por unos $473 millones (costo estimado de la vía), administrado por el Banco de Costa Rica.