Por: Diego Bosque 12 noviembre, 2015

El Estado desechó el 25% de los proyectos “estratégicos” incluidos en el Plan Nacional de Inversiones 2009-2010.

De 109 obras incluidas en el documento, 22 fueron eliminadas, tres suspendidas y otras tres terminaron en la categoría de canceladas por diferentes razones.

Los 28 proyectos excluidos representaban una inversión superior a ¢663.000 millones.

Los datos se desprenden de una auditoría del Área de Servicios de Fiscalización del Sistema de Administración Financiera de la CGR, presentada en diciembre del año anterior.

Entre las ideas descartadas están la construcción de 10 tanques para la refinería de Moín, apertura y remodelación de bibliotecas, la tercera etapa del edificio del Archivo Nacional y la concesión para la vía San José-San Ramón, entre otras.

Francisco Tula, director del Área de Inversiones Públicas del Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplán), explicó que los proyectos se suprimieron porque las entidades consideraron que ya no eran viables, se dejaron de ajustar a sus necesidades o los pusieron en pausa para retomarlos después.

En la actualidad, Mideplán trabaja en la elaboración de otro plan nacional de inversiones, para someterlo en los próximos meses a la revisión del presidente Luis Guillermo Solís.

Mideplán debe acatar esta disposición y enviar una copia a la Contraloría antes del 15 de diciembre del 2015.