Acusación en el Contencioso Administrativo es por fallas técnicas en la radial entre La Sabana y Alajuelita, que experimentó graves problemas en taludes

Por: Natasha Cambronero 20 mayo, 2015

La Contraloría General de la República (CGR) demandó a la empresa Autopistas del Sol ante el Tribunal Contencioso Administrativo por incumplir el contrato de construcción de la radial entre La Sabana, Alajuelita y Escazú.

La contralora general, Marta Acosta, solicitó el 19 de diciembre del 2014 que se le reembolsen al Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), los más de ¢2.500 millones gastó en la reparación de esa vía.

Con base en estudios técnicos del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la UCR (Lanamme), la Contraloría alega que esos trabajos se efectuaron sin cumplir “la técnica y la sana práctica de la ingeniería”, lo cual generó un “colapso de los taludes” y la contratación de otra empresa para arreglar los daños, ocasionando una afectación a la Hacienda Pública.

A un año de su inauguración, en agosto del 2010, esa vía de solo 1,7 kilómetros presentaba reiterados problemas de deslizamientos por el mal diseño de los taludes. La obra original le costó $9 millones al país.

La construcción de esa radial forma parte del contrato de concesión de la vía que comunica a San José con Caldera.

Además del reembolso de los ¢2.500 millones, la CGR también solicitó al pago correspondiente por indexación, intereses y costas del proceso.

Montserrat Courrau, vocera de Globalvia, actual concesionaria de la vía a Caldera, indicó que la empresa no puede referirse a este proceso pues se encuentra en desarrollo en tribunales.