Investigación ve ‘riesgo de fuga’ de información útil a firmas edificadoras

Por: Juan Fernando Lara 15 octubre, 2015
Vista del área donde se haría el nuevo edificio del MOPT en Plaza González Víquez. Carlos Segnini, ministro del MOPT, se verá el 20 de octubre con jerarcas de la Contraloría para retomar el proceso. | WARREN CAMPOS.
Vista del área donde se haría el nuevo edificio del MOPT en Plaza González Víquez. Carlos Segnini, ministro del MOPT, se verá el 20 de octubre con jerarcas de la Contraloría para retomar el proceso. | WARREN CAMPOS.

Diez meses antes de que el MOPT adjudicara la construcción de su nuevo edificio central por $7,5 millones, un consorcio ya había entregado planos de la obra, reveló la Auditoría General del Ministerio.

Al final, ese grupo constructor ganó el contrato para levantar el edificio en los alrededores de plaza González Víquez, en San José, pero la Contraloría General de la República anuló el acuerdo por “inconsistencias”.

La investigación de la Auditoría del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) determinó que, desde octubre del año pasado, antes de darse el concurso para la primera etapa del inmueble, hubo “reuniones y comunicación directa de las empresas Escosa y PC (Productos de Concreto) con el Departamento de Proyectos y Diseños y con el Departamento de Obras por Contrato” del Ministerio.

No obstante, de ninguna de las tres reuniones hay minuta oficial, como corresponde; solo testimonios de funcionarios que participaron.

“Se observa un riesgo de fuga de información, asociado a la posibilidad de que se les brinde información sensible a los posibles oferentes antes de que salga el concurso, lo cual les podría generar ventaja sobre las otras empresas participantes”, dice el informe del 7 de setiembre.

La Auditoría agrega que tuvo “limitaciones” para investigar pues los funcionarios se contradijeron entre sí.

infografia
Indica, por ejemplo, que ni siquiera hay listados de quién estuvo en los encuentros, ni mención del costo preliminar del plan o la relación entre los citados departamentos del MOPT y las firmas.

La Auditoría sí es clara en que “se evidencia que existen unos planos elaborados por PC y por Escosa del nuevo edificio para la sede del MOPT”. Esto ocurrió antes de que el Ministerio anunciara la adjudicación, en julio, a la segunda empresa.

Sin embargo, indica que como no fue posible asegurar si esos planos corresponden al diseño estructural del edificio, “no hay evidencia contundente sobre algún hecho ilícito”.

La contratación directa se le adjudicó al consorcio Eurobau S. A.- Industrial Escosa S. A.

La Contraloría detectó “inconsistencias en el manejo del plazo de apertura de ofertas que lesionó la buena fe de los oferentes” pues el MOPT cambió dos veces la fecha para la recepción de ofertas del diseño y construcción de su nueva sede.

El MOPT publicó el cartel de contratación por ¢6.700 millones en la primera etapa el 30 de junio, y fijó el 7 de julio como día límite para que las empresas interesadas presentaran sus ofertas.

Ante la queja de constructoras por el plazo tan corto para participar, Luis González, director de Edificaciones Nacionales del MOPT, decidió, el 3 de julio, extender el plazo al 27 de julio. Empero, tres días después (el 6 de julio), la entidad se retractó y volvió a fijar la fecha para el 7 de julio.

El nuevo edificio, de 30.000 m² y ocho niveles, se construiría donde hoy se hacen pruebas de manejo, en plaza González. La segunda etapa costaría ¢15.800 millones.

Descargo. González asegura que no hubo ninguna anomalía en el proceso. Argumentó que los planos elaborados por PC y por Escosa eran de otras obras y fueron tomados de los archivos del MOPT como referencia de un edificio ya construido a base de un sistema prefabricado de concreto. Afirmó que dichos documentos eran de un edificio de parqueos.

La primera referencia a los planos ocurrió el 7 de octubre del 2014 en una nota del arquitecto Luis Lemus, director de proyecto del Departamento de Edificiones Nacionales al ingeniero Jorge Oguilve, del Departamento de Obras por Contrato.

Lemus dice: “Atendiendo su solicitud de poder contar con los planos estructurales físicos del proyecto para su debido análisis en conjunto con los planos arquitectónicos suministrados a su departamento, adjuntamos un juego de planos constructivos estructurales que contienen la propuesta de una de las empresas de concreto prefabricado que será invitada a participar”.

Lemus, según la Auditoría, contó quién gestionó las tres reuniones con constructoras. “(Él dijo que) fue invitado a participar en reuniones con funcionarios de PC y Escosa, las cuales fueron gestionadas por el Departamento de Obras por Contrato”.