Por: Daniela Cerdas E. 21 septiembre, 2014

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) reabrió ayer en la tarde la vía a Limón (ruta 32), pero bajo estrictas medidas de precaución ante eventuales deslaves.

La reapertura la confirmó Mario Calderón ,director de la Policía de Tránsito, quien explicó que los ingenieros del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) detallaron que la carretera estaba en condiciones de permitir el paso de vehículos.

Eso sí, la orden para la policía de Tránsito es que, de presentarse fuertes aguaceros, deben cerrarla.

David Meléndez, jefe de Emergencias del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), explicó que, debido a la gran cantidad de derrumbes caídos el jueves, en caso de lluvias intensas se activará el protocolo de cierre.

“Para cerrarla, debe ser porque esté cayendo demasiada lluvia y material sobre la vía”, dijo Meléndez, quien añadió que oficiales de la Policía de Tránsito vigilan la ruta en cuatro sectores.

El funcionario informó de que a partir de hoy comenzará la segunda parte de la limpieza en cunetas; por eso, habrá maquinaria pesada en el tramo donde se presentaron los deslaves.

Por su parte, el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) pronosticó lluvias intensas para la tarde y noche de hoy en las montañas del Caribe (incluido el sector del Zurquí), en el Pacífico, el Valle Central y la zona norte.

Los derrumbes ocurridos el jueves, específicamente entre los kilómetros 37 (10 kilómetros después del túnel Zurquí) y 51 (en el sentido San José-Guápiles), dejaron la vía inhabilitada. Ese día, 1.200 personas debieron ser evacuadas porque quedaron atrapadas entre los derrumbes.