Alza sería de entre 60% y 386% para Cartago, San Ramón, Alajuela y Limón

Por: Diego Bosque 7 septiembre, 2016
Por las estaciones de peaje de la carretera Florencio del Castillo (hacia Cartago) pasan diariamente 25.000 vehículos, según datos del Consejo Nacional de Vialidad. El costo del peaje es de ¢75. | ARIÁN SOTO
Por las estaciones de peaje de la carretera Florencio del Castillo (hacia Cartago) pasan diariamente 25.000 vehículos, según datos del Consejo Nacional de Vialidad. El costo del peaje es de ¢75. | ARIÁN SOTO

Los conductores de vehículos livianos deberán pagar entre ¢45 y ¢965 más al pasar por las estaciones de peaje de las carreteras hacia Limón, Cartago, Alajuela y San Ramón si prospera una gestión del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

El Consejo presentará en dos semanas, ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), una solicitud para actualizar los montos de esa cuatro vías.

Transitar principales vías sería más caro
Transitar principales vías sería más caro

German Valverde, director ejecutivo del Conavi, dijo que este jueves revisarán por última vez las nuevas tarifas antes de hacer el pedido a la Aresep.

La meta de la entidad es que el incremento se empiece a aplicar antes de que finalice el año. Así se pondría fin a 14 años sin actualización de este importe.

Si la Aresep aprueba el planteamiento, los carros livianos dejarán de pagar ¢75 y cancelarán ¢120 en la Florencio del Castillo y ¢190 en la General Cañas.

Mientras, en la Braulio Carrillo el cobro pasará de ¢250 a ¢1.215 y en la Bernardo Soto de ¢150 a ¢440. Las variaciones oscilan entre un 60% y 386% adicional al valor actual.

El plan del Consejo es que los peajes continúen subiendo de manera escalonada en un periodo de cinco años a partir del cambio de tarifa.

Se le consultó a Valverde de cuánto sería ese aumento, pero prefirió no dar detalles aún. Afirmó que urge el alza para poder cubrir costos del recarpeteo, bacheo y limpieza de cunetas.

El año pasado se recolectaron ¢3.400 millones en los cuatro peajes, de los cuales el 61% (¢2.075 millones) se utilizó para sostener los gastos operativos.

Así, por cada ¢10 entregados por los conductores, ¢6 se usaron para pagar la empresa –no se suministró el nombre– de 110 empleados contratada para el cobro, limpieza y seguridad.

Solo el peaje de Escazú en la ruta 27 concesionada a Globalvia –tarifa no sujeta a la Aresep sino a un contrato y variación en el precio del dólar– deja ¢3.336 millones, pero por trimestre.

Alza menor. El ajuste de precios que propondrá Conavi es menor a la petición que realizó en noviembre, la cual fue rechazada en diciembre por la Aresep por falta de información. La Autoridad cuestionó la precisión de los datos de tránsito vehicular y exigió un plan detallado de mantenimiento para garantizar que el dinero recaudado sea invertido en vías.

En noviembre de 2015 pretendieron un aumento de ¢1.610 en algunas casetas de cobro.

Por ejemplo, para los automotores livianos que viajan hacia Limón solicitaban ¢1.860. El precio en la actualidad es de ¢250 y la propuesta será de ¢1.215.

La disminución se debe, según Valverde, a que un estudio reciente reveló que la conservación de las cuatro carreteras costaría menos de lo proyectado en 2015.

Etiquetado como: