33 funcionarios congelaron su plaza para tomar otras opciones laborales

Por: Diego Bosque 19 mayo, 2015

El plan del Gobierno de transformar el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) en el Instituto Nacional de Infraestructura (INI) condujo a la salida de 33 funcionarios.

Esa cantidad de personas equivale al 10% de la planilla, la cual es de 346 empleados.

Mauricio Salom, director ejecutivo del Conavi, admitió que el proyecto de reforma ha generado un ambiente de inestabilidad laboral en la institución.

El problema se agrava porque el Consejo no puede sustituir a esas personas, pues son plazas otorgadas por la Dirección General de Servicio Civil (DGSC) y el empleado puede congelarlas hasta por un año.

“Hay gente que tiene otras alternativas y se va. Afortunadamente, hasta el momento no ha sido mucha, pero sí ha sucedido”, reconoció Salom.

De acuerdo con el jerarca, el no poder reemplazar a la gente que se va es el mejor ejemplo de la burocracia que reina en la entidad.

“Por eso es que el Conavi no es una organización ejecutiva, por ese montón de reglas que tiene”, agregó Salom.

La nómina de la institución cuesta ¢357 millones por mes.

Del total de colaboradores de Conavi, 51 prestan servicios mediante convenios de préstamos con otra institución pública.

Sin detalles. Carlos Segnini, ministro de Transportes, aseguró en marzo que el proyecto de ley para la creación del INI iría a consulta pública después de Semana Santa. Sin embargo, los detalles del cambio siguen sin conocerse.

Salom afirmó que esta semana esperan presentar el documento al presidente Luis Guiillermo Solís y luego publicarlo.

La Nación trató de hablar con Segnini ayer, pero no respondió su teléfono celular.

Luis Guillermo Loría, del Grupo Consenso, criticó que no se les ha tomado en cuenta para la elaboración del texto de ley.

“No conocemos el texto ni conocemos nada del proyecto de ley”, señaló Loría.

Consenso, integrado por el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales, el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA) y la Cámara Costarricense de la Construcción, entre otros, se muestra preocupado por el futuro del Conavi. “Nos preocupa porque no se aprovecha la experiencia que tenemos, de años de estudiar este sector (infraestructura).

”Nosotros conocemos temas legales, técnicos y administrativos. Todo lo que es la operación del Conavi, la operación del MOPT, los problemas de gestión entre esas dos instituciones y el Plan Nacional de Transportes”.

En las próximas dos semanas, Consenso se reunirá con el presidente Solís para tratar el tema.

Etiquetado como: