Volcán Turrialba truncó 111 arribos y despegues en el Juan Santamaría

Por: Alberto Barrantes C. 14 marzo, 2015

La amenaza de que otra capa de ceniza del volcán Turrialba llegue al aeropuerto internacional Juan Santamaría, en Alajuela, pone en riesgo los vuelos hacia y desde el país.

Las autoridades de Aviación Civil afirman que el cierre temporal de la terminal aérea será necesario en caso de que el fenómeno se repita, con el fin de garantizar la seguridad en la pista de aterrizaje.

“El cierre temporal de la terminal es necesario para asegurar la limpieza de la pista y evitar accidentes. Son fenómenos que no se pueden predecir y que se atienden según el protocolo del aeropuerto”, dijo Álvaro Vargas, director de Aviación Civil.

La firma que administra la terminal, Aeris Holding Costa Rica, contrató a tres compañías para la limpieza de la pista, mediante el uso de barredoras hidráulicas, sopladoras y escobas.

El cierre de la principal terminal aérea del país duró 14 horas, paralizó 111 vuelos de ingreso y salida y afectó a 7.000 pasajeros, entre el jueves y ayer.

La ceniza fue removida en la pista, que mide tres kilómetros, en la calle de rodaje y en la rampa que sirve como punto de acceso.

Anoche, a las 9 p. m. el volcán hizo una nueva erupción, esta vez de material incandescente, según informó el Ovsicori.

Más detalles se conocerán este sábado.

Aeropuerto
Aeropuerto

Riesgos. Especialistas de la Red Sismológica Nacional (RSN), de la Universidad de Costa Rica (UCR), y del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) señalan que las erupciones seguirán y con ellas el riesgo de que vuelva a caer ceniza en Alajuela.

“Cerrar un aeropuerto en temporada alta afecta mucho al sector turismo. Sin embargo, estamos trabajando en medidas de mitigación y, luego de 14 horas de limpieza en la pista, se reabrió”, explicó Wilhelm von Breymann, ministro de Turismo.

El cierre provocó la reacción de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH), que pide medidas al Gobierno para mitigar los daños al sector en caso de que haya que volver a clausurar la terminal temporalmente.

“Queremos pedirles a las autoridades pertinentes un plan respecto a las medidas a seguir en caso que el volcán Turrialba extienda la emanación de cenizas y se tenga que volver a cerrar los aeropuertos del Valle Central”, manifestó Gustavo Araya, presidente de la CCH.

Para evitar la conglomeración de turistas en las salas de abordaje, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y el Ministerio de Turismo prevén trasladar a los pasajeros, vía terrestre, hacia el aeropuerto Daniel Oduber, en Liberia, o hacia Nicaragua.

“Se están valorando opciones terrestres para movilización de pasajeros hacia Liberia o Managua. Si la situación no mejora, el sector turismo se vería seriamente afectado”, manifestó Pablo Abarca, presidente de Canatur.

Pese a que Aeris Holding autorizó la salida y entrada de aviones, ayer a las 11 a. m. aerolíneas estadounidenses cancelaron sus vuelos hacia Costa Rica.

Las primeras naves en despegar fueron de Copa hacia Panamá, uno de Iberia a España, y un courier de DHL.

También salió un avión de Delta y cuatro de Avianca, según dijo la vocera de Aeris Holding, Silvia Chaves.

Aún se desconoce cuál fue la inversión total de Aeris Holding para la limpieza de la pista y la afectación del sector hotelero ante los atrasos en los vuelos.

Pese a que había personal de información para atender a los pasajeros, la zozobra se mantuvo hasta por 20 horas y la incomodidad de dormir en el suelo del aeropuerto afectó a decenas.