Se flexibilizan controles en tamaño de empaque y fecha de vencimiento

Por: Luis Miguel Herrera C. 26 enero, 2015
El cemento es de uso intensivo en la construcción de carreteras, casas y edificaciones de gran tamaño. En la actualidad, las empresa Cemex y Holcim son las principales comercializadoras del producto. | JHON DURÁN.
El cemento es de uso intensivo en la construcción de carreteras, casas y edificaciones de gran tamaño. En la actualidad, las empresa Cemex y Holcim son las principales comercializadoras del producto. | JHON DURÁN.

Un plan del Gobierno para cambiar el actual reglamento del cemento genera posiciones encontradas en el sector de la construcción.

El decreto que impulsa el Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC) pretende dejar por la libre el etiquetado con la fecha de vencimiento del producto y el tamaño del empaque.

En la actualidad, el producto debe usarse a más tardar 45 días después de empacado, para evitar la pérdida de calidad.

La modificación del reglamento también pretende eliminar la norma vigente que establece un peso máximo de 50 kilogramos por bolsa.

Con lo anterior se deja abierta la posibilidad de vender cemento a granel y en sacos.

En ese sentido, Olman Vargas, director del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA), se mostró preocupado por la iniciativa del gobierno, porque a criterio de ese cuerpo colegiado, se pone en peligro la calidad de las construcciones.

Según Vargas, al quitar el tope de 45 días para la caducidad del material, el consumidor quedaría expuesto a que le vendan cemento menos resistente.

“Nos preocupa la durabilidad, porque hay estudios técnicos que evidencian que el cemento empieza a perder la resistencia y la calidad después de ese tiempo. Al permitir una caducidad después de 45 días y, dejarlo a criterio de las empresas, podría venderse cemento con poca resistencia”, dijo el representante del CFIA.

Vargas agregó que no conoce un sustento técnico por el cual esas modificaciones deben de entrar a regir en el mercado.

“Nosotros le hicimos ver al MEIC de que no entendemos este cambio. Les expusimos nuestras preocupaciones, por ejemplo, manejar más de 50 kilos de cemento es muy peligroso para la operación y es muy difícil para la industria” dijo Vargas.

Por el contrario, Randall Murillo, director de la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC), más bien apoya el cambio en el reglamento de comercialización del material.

Murillo hizo una comparación del cemento con la venta de productos comestibles como la leche. Según él, cada empresario debe colocar la fecha de vencimiento al producto sin que esto sea un perjuicio para el usuario.

“Llegamos a la conclusión de que debe de ser cada industrial quien determine ese plazo de vencimiento. Por ejemplo, no es lo mismo poner la leche en bolsa plástica que en un empaque de cartón. En el primer caso, el periodo de vida útil es limitado, pero en e segundo dura más; igual pasaría con el cemento”, expresó el representante de la Cámara.

Para Murillo, dependerá de cada empresa que vende cemento mejorar el empaque para que el producto dure más.

Luis Guillermo Loría, representante del Laboratorio de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) aseguró que este tema debe analizarse a fondo debido a que está relacionado con la calidad final del producto.

El peor enemigo del cemento es la humedad. En el país ese producto se vende en bolsas de papel kraft las cuales deben estar en los comercios, sobre tarimas de madera, para evitar que toquen el suelo y pierdan resistencia al humedecerse.

Abrir el mercado. La iniciativa del cambio de reglamento del cemento la impulsó Otto Guevara, diputado y jefe de fracción del Movimiento Libertario.

A finales del año pasado, el legislador solicitó al ministro de Economía, Welmer Ramos, que se eliminaran las dos disposiciones del reglamento técnico.

Ante la solicitud, el MEIC accedió y emprendió una consulta pública para recoger diferentes opiniones del sector sobre las modificaciones del reglamento, ese proceso cerró el 14 de enero.

Orlando Muñíz, jefe del departamento de Reglamentación Técnica del MEIC, dijo que la modificación está lista para publicar, pero no será antes de responder a las posiciones que hicieron llegar constructoras, cámaras y profesionales de la industria.

Esas observaciones serán determinantes para definir si el cambio de reglamento se debe aplicar o no.

Muñíz reconoció que el objetivo del Ministerio es abrir más mercado del cemento y que ingrese producto de otros países.

“Hay un interés de fondo para facilitar el acceso a más producto internacional. Cemento siempre se ha podido traer, lo que pasa es que se necesitan ciertas condiciones que estamos flexibilizando para que puedan ingresar más fácil”, expresó el representante del Ministerio de Economía.