Contrato establece 26 kilómetros de carriles laterales; Estado pide 50 más

Por: Diego Bosque 27 julio, 2015

La ampliación de la ruta 32 se encarecerá si prospera una gestión del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para incluir 50,9 kilómetros adicionales de calles marginales.

El contrato firmado entre el Gobierno y la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) , establece 26,1 kilómetros de carriles laterales.

No obstante, el pasado 10 de junio el MOPT pidió a la constructora asiática triplicar la extensión de esas obras.

La solicitud se basa en un criterio de la Dirección de Ingeniería del MOPT, según consta en el oficio DMOPT-2726-2015, cuya copia está en poder de La Nación .

Las vías marginales son pasos para dar acceso a poblados o propiedades privadas a lo largo de una carretera.

Por la ruta 32 (San José-Limón) transita el 80% de las exportaciones del país, según estimaciones de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), lo cual convierte esta carretera en la vía más importante para la economía nacional. | ARCHIVO/ JONATHAN JIMÉNEZ.
Por la ruta 32 (San José-Limón) transita el 80% de las exportaciones del país, según estimaciones de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), lo cual convierte esta carretera en la vía más importante para la economía nacional. | ARCHIVO/ JONATHAN JIMÉNEZ.

El costo de las obras adicionales pedidas por el MOPT aún no se define, pues CHEC debe enviar una propuesta con la cantidad de kilómetros a construir.

“Una vez que esta propuesta haya sido analizada en conjunto, se procederá a tomar una decisión de parte del Conavi con respecto a la cantidad de marginales adicionales que se solicitará construir a su representada”, indica el citado oficio.

Sin embargo, en la nota enviada en junio pasado a CHEC el funcionario reconoce la necesidad de obras adicionales.

Este diario intentó consultarle a Segnini de dónde saldría el dinero para construir más calles marginales, pero no contestó las llamadas hechas a su celular ni los mensajes enviados.

Teresa Wu, representante de CHEC en el país, tampoco atendió las llamadas realizadas.

La ampliación a cuatro carriles de 107 kilómetros de la ruta 32 se financiaría con un crédito de $395 millones del Gobierno de China y $100 millones aportados por el Estado costarricense.

El préstamo para las mejoras de la carretera fue aprobado por los diputados en febrero pasado. Sin embargo, el contrato del empréstito debe ser enviado a la Contraloría General de la República para ser refrendado.

Este procedimiento está a la espera de que se firme una adenda del contrato de ejecución de la obra.

Si los trabajos de ampliación no arrancan antes de marzo de 2016, CHEC tendrá derecho a renegociar el monto del crédito.

Desacuerdo. El ancho de los carriles, espaldones y mejoras en los puentes existentes son aspectos en los que el Gobierno y la constructora china tampoco logran un acuerdo en el precio.

El MOPT sostiene que CHEC tiene que construir los puentes nuevos con tecnología antisísmica y agregar esa característica a los ya existentes, sin elevar el monto del proyecto.

Además, el Ministerio pide que las dimensiones de la vía cumplan con los estándares de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).

Esta normativa fija los espaldones entre 2,5 y 3 metros para rutas de tipo regional.

“En el Contrato de ejecución se establece que el diseño del proyecto deberá cumplir con una serie de normas aplicables a los puentes sin hacer distinción alguna entre puentes nuevos y existentes”, expresó Segnini en la nota enviada a la firma china.

¿Y el dinero? Gerardo Vargas, diputado limonense del Frente Amplio, ve complicado que el Congreso apruebe más más dinero para la ampliación de la vía 32.

“Ese documento enviado a CHEC dice claramente que hay un sobreprecio y que el Gobierno tendrá que cubrirlo. No creo que en la Asamblea Legislativa haya ambiente para aprobar un cinco más para esa carretera”, dijo.

Para Abelino Esquivel, legislador de Renovación Costarricense, es necesario pagar el monto adicional.

“A como estaba diseñada la carretera, algunas comunidades iban a quedar aisladas y el sentido de la ampliación es que las comunidades tengan acceso con toda libertad”, aseveró Esquivel.