Vecinos esperanzados en solución pronta

Por: Hugo Solano 24 noviembre, 2014
Este lunes la estructura quedó armada a un lado de la vía y los vecinos aprovecharon para recorrerla.
Este lunes la estructura quedó armada a un lado de la vía y los vecinos aprovecharon para recorrerla.

El ensamblaje del puente bailey en el Alto la Palma de Mercedes Sur, Puriscal, despierta el interés de cientos de vecinos que desde hace más de 15 días afrontan dificultades por un hundimiento en la ruta que cortó el paso hacia Parrita, Puntarenas.

Según personeros del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) se colocarán dos puentes, uno de 55 metros y otro de 10, para completar los 66 metros de largo y habilitar la ruta al Pacífico central.

Más de diez empleados trabajaban este lunes a fondo con el fin de terminar pronto el trabajo y que la próxima semana buses, camiones y demás vehículos puedan volver a transitar por la zona.

En primera instancia se armó la estructura y ahora se está en la fase de colocación de los pilotes, luego vendrá la ubicación del puente, la adecuación de los accesos y la señalización, para luego abrir la vía.

El puente tiene un costo cercano a los ¢80 millones y soporta un peso de hasta 40 toneladas.

El puente será temporal, mientras se busca una solución definitiva a ese paso, donde el deslizamiento sigue activo.
El puente será temporal, mientras se busca una solución definitiva a ese paso, donde el deslizamiento sigue activo.

Cientos de personas se han visto perjudicadas con la ruptura de este paso acaecida el 10 de noviembre y ahora vuelve la esperanza a la zona al notar el avance de las obras.

Arcelio Mora, chofer de bus, dijo que la gente está satisfecha al ver que las obras del puente avanzan y, aunque tienen que estar haciendo el trasbordo, para ellos lo importante es que el pueblo fue escuchado.