Por: Luis Miguel Herrera C. 16 febrero, 2015

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) debe decidir antes de setiembre el ancho de vía férrea que usará de cara al desarrollo de nuevos proyectos de transporte.

Las posibilidades son quedarse con el actual, entre rieles, denominado de vía estrecha (1.067 milímetros), o pasar al estándar, que es más ancho (1.435 milímetros).

Guillermo Santana, presidente ejecutivo del Incofer, se inclina porque se deben cambiar los anchos actuales.

Según el jerarca, aunque el costo es alto, por abandonar los equipos actuales, es más rentable a largo plazo, por los proyectos que se quieren ejecutar.

“Debemos pensar que la mayoría de trenes de pasajeros y carga a nivel mundial tiene un ancho de línea diferente al nuestro. El cambio nos abre un mercado de equipo rodante y más oferta y no estamos amarrados a solo uno, como pasa actualmente”, explicó.

Santana tiene entre manos un proyecto ambicioso que pretende unir el centro de Alajuela con Paraíso de Cartago. Según él, este proyecto requiere viaductos y túneles.

En el país se usa el ancho de vía estrecho de 1.067 mm. | ARCHIVO.
En el país se usa el ancho de vía estrecho de 1.067 mm. | ARCHIVO.

En criterio d el jerarca, antes de avanzar hay que hacer un estudio de factibilidad para definir el ancho de línea por usar, entre otros aspectos.

“Ese estudio, así como el proyecto del tren eléctrico entre Alajuela y Cartago, depende de la aprobación del plan que está en la Asamblea Legislativa”, manifestó Santana.

De llegar a ser realidad, ese tren eléctrico costaría unos $1.400 millones, incluido el cambio de rieles y la construcción de túneles.Tendría una distancia de 44 kilómetros y transportaría por día más de 5.000 personas.

Etiquetado como: