Este martes empezaron las demoliciones de estructuras en terrenos expropiados, previo al arranque de las obras

Por: Diego Castillo 13 octubre, 2015

Las obras para la ampliación a cuatro carriles del tramo entre la fábrica de galletas Pozuelo, en La Uruca, y el cementerio Jardines del Recuerdo, en la Valencia de Heredia, arrancarán el próximo 29 de octubre.

Entre Jardines de Recuerdo (Heredia) y La Uruca, los oficiales dan prioridad de paso a los conductores que se dirigen a San José. Lo mismo ocurre entre Santo Domingo y Tibás (abajo). | RAFAEL MURILLO.
Entre Jardines de Recuerdo (Heredia) y La Uruca, los oficiales dan prioridad de paso a los conductores que se dirigen a San José. Lo mismo ocurre entre Santo Domingo y Tibás (abajo). | RAFAEL MURILLO.

A partir de esa fecha, se cerrará un carril y se mantendrán dos en funcionamiento, según lo indicó el encargado del proyecto Kenneth Solano, ingeniero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

La obra comprende la ampliación de la carretera a cuatro carriles, dos puentes nuevos a dos carriles cada uno, aceras, bahías de buses y dos pasos peatonales.

Primero se construirá un puente nuevo a dos carriles sobre el río Virilla, y luego se demolerá la estructura actual, para construir en su lugar el segundo puente nuevo.

Los nuevos puentes gemelos tendrán 126 metros de longitud y 10 metros de ancho. Contarán con aceras, barandas y espaldones de 50 metros a cada lado.

Este martes empezaron las demoliciones de las estructuras en unas 30 propiedades expropiadas, que son viviendas, un parqueo de la Pozuelo, una parte de la empresa Comeca y otras industrias. En total, se expropiaron 50 terrenos.

Este proyecto tiene un costo de $8,6 millones (unos ¢4.650 millones) y está a cargo de la empresa Constructora Pirenaica S.A., de origen español. El financiamiento proviene del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Por esta ruta transitan cerca de 34.000 vehículos diariamente.