Constructora CHEC tendrá ocho meses para elaborar los diseños de la ruta

Por: Diego Bosque 7 diciembre, 2016
La ampliación a cuatro carriles (dos en cada sentido) de la vía San José-Limón, del cruce que va hacia Río Frío y la ciudad de Limón, está programada para desarrollarse en un plazo de 34 meses. | ALONSO TENORIO
La ampliación a cuatro carriles (dos en cada sentido) de la vía San José-Limón, del cruce que va hacia Río Frío y la ciudad de Limón, está programada para desarrollarse en un plazo de 34 meses. | ALONSO TENORIO

diego.bosque

Agosto 2017 es la nueva fecha señalada por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para iniciar la ampliación de la ruta 32, entre el cruce hacia Río Frío, en Pococí, hasta el centro de Limón.

Así lo señaló este lunes Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes.

La ampliación que abarcará 107 kilómetros, fue aprobada por la Asamblea Legislativa desde febrero de 2015. Sin embargo, desde entonces el proyecto ha estado estancado por diferencias entre el MOPT y la empresa China Harbour Engineering Company (CHEC) por las características de la obra, el refrendo del contrato y la obtención de permisos ambientales.

Las mejoras en la carretera son necesarias pues se estima que aumentará la cantidad de vehículos que usan esa carretera luego de la apertura de la nueva Terminal de Contenedores de Moín, en enero de 2018.

El titular del MOPT explicó que solo están pendientes varios trámites para que se haga el primer desembolso del crédito por $395 millones con el Eximbank y así iniciar la etapa de diseño, la cual se debe desarrollar en ocho meses como máximo.

Luego, se procederá a dar la orden de inicio para la construcción, prevista para 34 meses.

En junio de este año, Villalta manifestó que se esperaba poder iniciar con esos diseños en agosto pasado, pero no sucedió.

¿Por qué el atraso? “No se dio ningún atraso, simplemente se siguió el proceso de cualquier viabilidad ambiental, en el que se solicita un estudio de impacto ambiental y se obtuvo la resolución antes del tiempo establecido en la ley”, comentó el jerarca.

También señaló que, según su criterio, no hacía falta elaborar un estudio de impacto ambiental para esta obra.

“No era necesario el desarrollo de una herramienta tan exigente como lo es un estudio de impacto ambiental. No obstante, la Administración, en cumplimiento de la ley, procedió a elaborar esa herramienta que además aporta un elemento de transparencia y de cumplimiento por parte del MOPT y el CONAVI”.

Adicional al préstamo, el Estado aportará una partida de $100 millones para completar la vía.

Puentes. Meses atrás, CHEC había señalado que, una vez dada la orden de arranque, comenzarían estudios de los 32 puentes de la vía para determinar el estado de cada uno y decidir si requieren rehabilitación o reconstrucción.

El Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme) informó, en junio del año pasado, de que todos los puentes de la ruta 32, en el tramo entre Río Frío y Limón, tienen daños serios que convierten la carretera en una de las más vulnerables del país.

Bastiones socavados, corrosión de los anclajes, losas agrietadas, pilotes expuestos, vigas oxidadas y drenajes obstruidos son las principales fallas.

De tener que ser necesaria la reconstrucción de alguna de las estructuras, el costo final de la ampliación podría aumentar.

La Nación trató de contactar a Teresa Wu, representante de la empresa CHEC en Costa Rica, para conocer su versión sobre este tema, pero no contestó las llamadas a su teléfono celular.

Etiquetado como: