Quienes tampoco pagaron Riteve deberán cancelar un total de ¢102.000

Por: Daniela Cerdas E. 4 enero, 2015

Un total de 470 conductores perdieron sus placas entre el 1.° y el 2 de enero, por no cancelar el monto correspondiente al marchamo 2015, según informó la Policía de Tránsito este sábado a La Nación .

Eddy Brenes, jefe regional del Tránsito, explicó que las multas se realizaron durante los operativos de rutina, los cuales se intensifican usualmente en el fin y principio de año.

“Generalmente, los conductores que andan sin el derecho de circulación también transitan sin revisión técnica vehicular; por este motivo, la multa es doble”, explicó el funcionario.

La sanción económica para aquellos choferes sorprendidos sin marchamo y sin revisión técnica vigente asciende a ¢102.000 (¢51.000 por cada falta).

Brenes dijo que los dueños registrales de los vehículos a quienes les fueron retiradas las placas deben presentarse a las oficinas del Consejo de Seguridad Vial (Cosevi), en La Uruca, a reclamarlas. De previo, deberán cancelar todas las multas que tengan pendientes.

Cuando los oficiales de tránsito encuentren a conductores con vehículos sin placas, se les decomisa el carro.

Mayor control. De acuerdo con el director de la Policía de Tránsito, Mario Calderón, estos operativos se mantendrán, por lo menos, durante las dos primeras semanas de enero, con el propósito de detectar la mayor cantidad de conductores bajo condiciones ilegales en carretera.

“Los operativos habituales se intensifican y tratamos de concentrar a todos nuestros oficiales, 700 en total, en esas actividades, donde además identificamos otros incumplimientos”, dijo.

Citó, por ejemplo, falta de documentos (licencia al día) e imprudencias al manejar, como la invasión de carril y conducción bajo los efectos del licor.

Calderón aseguró que en las últimas semanas se ha notado una disminución en los casos de choferes ebrios.

Según el último corte hecho por el Instituto Nacional de Seguros (INS) al 31 de diciembre, un total de 990.744 propietarios de vehículos ya habían cancelado el derecho de circulación del 2015.

Ese número representa más del 80% de los 1,2 millones de automotores que deben exhibir el pago del marchamo en sus parabrisas.

Además, de los automóviles, los oficiales de Tránsito también dan seguimiento a los motociclistas, quienes deben portar todos los documentos al día.