En el primer trimestre del 2016 el Instituto abonó ¢5.840 millones a sus deudas, pero un año después, el gasto pasó a ¢24.352 millones (cuatro veces más) por la fluctuación cambiaria, entre otros.

Por: Juan Fernando Lara 4 agosto
A marzo anterior, el gasto acumulado por fluctuaciones cambiarias se triplicó hasta ¢24.352 millones viniendo desde ¢5.840 millones en el mismo período del 2016
A marzo anterior, el gasto acumulado por fluctuaciones cambiarias se triplicó hasta ¢24.352 millones viniendo desde ¢5.840 millones en el mismo período del 2016

San José

Al ICE le ocurre lo mismo que a muchas familias costarricenses cuyo ingreso es en colones pero endeudados en dólares.

Con el alza en el precio del dólar y el consecuente pago de intereses de sus préstamos, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) tuvo una pérdida contable de ¢33.396 millones en el primer trimestre del año, según los estados financieros de esta empresa pública.

El saldo negativo casi cuadruplica el reportado en el mismo período del 2016 cuando llegó a ¢6.940 millones. El aumento interanual entre ambas cifras supone una variación de 380%.

La cuenta que más debilitó el desempeño trimestral fue el gasto por fluctuaciones cambiarias (depreciación del colón frente al dólar), lo cual causó un aumento en el gasto.

Así, por ejemplo, en el primer trimestre del 2016 el Instituto abonó ¢5.840 millones a sus deudas, pero un año después, el gasto pasó a ¢24.352 millones (cuatro veces más).

Precisamente, la agencia estadounidense de calificación de riesgo Fitch emitió, el 31 de julio, un informe de clasificación sobre el ICE donde advirtió la exposición de esa empresa a las fluctuaciones cambiarias debido a la estructura de su deuda que, a marzo, ascendía a ¢2,6 billones, una vez ajustado ese total con los arrendamientos operativos que posee.

"Aproximadamente 85% de la deuda está denominada en dólares estadounidenses y alrededor de 2% en yenes japoneses, lo que expone a la empresa a las fluctuaciones del tipo de cambio", señala el reporte de Fitch.

Durante el primer semestre del 2017, el precio del dólar registró una tendencia al alza que el Banco Central de Costa Rica (BCCR) atribuyó a variaciones de la situación económica del país y el entorno internacional.

Entre los factores influyó que en el mercado cambiario local había menos divisas comparado con años previos, pero la demanda permanecía alta.

Asimismo, en el 2016 y este año, el Gobierno no emitió deuda externa, lo cual disminuyó la abundancia de divisas. De esa forma, el aumento porcentual en el precio del dólar estadounidense en colones casi se equiparó al registrado en todo el 2016. Esto no solo incidió en el desempeño del ICE en el primer trimestre del 2017, también lo expone en próximos trimestres a más pérdidas.

Jesús Orozco, director de finanzas corporativas del ICE, afirmó que el Instituto cuenta con una "Política de Riesgo y Estrategia de Coberturas Financieras" que, según él, ha permitido la contratación de instrumentos de cobertura para disminuir parte de los riesgos a los que está expuesto.

Para mitigar los efectos y en consideración a que el 85% de la deuda del Grupo ICE está en moneda extranjera, Orozco explicó que han recurrido a reconversión de pasivos, eliminación de canastas de monedas en algunos pasivos, incremento de deuda en colones y prepago y renegociación de deuda con mejores condiciones.

Sin embargo, no precisó cuántos de los créditos en dólares que tiene el ICE poseen cobertura cambiaria.

Otro factor que pesó para los resultados trimestrales del Instituto es el pago de intereses, el cual creció hasta ¢42.292 millones; un incremento interanual de 52% respecto a los ¢27.830 de los tres primeros meses del 2016 (¢14.462 millones más). Estos pagos de intereses corresponden a obligaciones y préstamos bancarios del Grupo ICE.

Dólar impactó en desempeño del ICE
Dólar impactó en desempeño del ICE

Cae ingreso por venta de servicios

En el primer trimestre del año, además, los ingresos del ICE por ventas de servicios cayeron 3,2% respecto al mismo lapso del año anterior.

Dicho resultado se registró principalmente en el negocio de electricidad, que representa el 56% del total del ingreso en este trimestre. Este disminuyó 8,3%, interanual (el mismo periodo de un año y otro) al pasar de ¢199.856 millones a ¢183.316 millones.

Jesús Orozco atribuyó el descenso a una resolución tarifaria de diciembre por parte de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) por la cual se rebajaron las tarifas a partir del 1.° de enero del 2017 en generación (3%), transmisión (11%) y distribución 7%.

No obstante, las ventas en telecomunicaciones (44% del ingreso total) crecieron 3,8% interanual a ¢143.628 millones desde ¢138.367 millones en el primer trimestre del 2016.

En los tres primeros meses del 2017, el ICE incluso redujo casi en 4% sus costos de operación, a ¢229.100 millones mientras que, en el mismo período del 2016, habían sido ¢238.500 millones.

Entre tanto, los gastos de operación en este trimestre representaron 26% (¢84.911) de todo el ingreso (¢327.335 millones). Dentro de estos gastos destacan los administrativos, cuyo principal componente son las remuneraciones (30%), y los gastos de comercialización (62%).

Orozco señaló que los gastos de comercialización representan el esfuerzo comercial del ICE para mantener su posición de mercado, retener o aumentar el número de clientes así como impulsar nuevos servicios y promociones, entre otros.

"En un negocio tan competitivo como es el de las telecomunicaciones, este gasto tiende a aumentar en función del esfuerzo de otros operadores por incrementar su participación de mercado y de los nuevos requerimientos de los clientes", señaló el directivo.

Agregó que la entidad mantiene un control continuo de los costos y gastos de operación, procurando una optimización de los mismos. Señaló, por ejemplo, que el gasto por remuneraciones disminuyó del primer trimestre 2016 al primer trimestre 2017 al pasar de ¢2.932 millones a ¢2.826 millones; una diferencia de ¢106 millones (3,6%).

Colaboró el periodista Óscar Rodríguez