Cooperativa sin concesión cobra a oreros por permitirles extraer material

Por: Diego Bosque 6 septiembre, 2015

Abangares, guanacaste. La incertidumbre de no saber qué se llevarán a la boca sus cuatro hijos y su esposa golpea todos los días a Santiago López, minero artesanal de Abangares.

“Por la misericordia de Dios estamos comiendo, estamos comiendo poquito, pero comemos. Tengo dos hijas mayores que me ayudan un poquito”, comentó el orero.

El hombre, de 49 años, no puede entrar desde hace cinco meses a la finca Tres Hermanos, la cual posee los principales yacimientos de oro de la zona.

López relató que Coopebonanza R.L., dueña de la propiedad, lo expulsó de la asociación por no pagar una cuota obligatoria de ¢30.000 por mes.

Cancelar ese monto le daba derecho de entrar a los túneles mineros y sacar material y llevarlo a procesar para conseguir algunos gramos de oro.

“Desde hace dos años la cooperativa viene echando a los compañeros por no pagar las cuotas”, añadió López.

Según estimaciones de la Asociación de Desarrollo Especial para la Orfebrería y Minería Artesanal (Adeormina), 2.500 personas dependen de la minería en Abangares.

Eilyn Villalobos, gerente general de Coopebonanza, reconoció que no poseen una concesión para explotar la mina. Sin embargo, aseguró que tienen derecho de cobrar una cuota de afiliación y una mensualidad por ser dueños de la finca.

De acuerdo con Villalobos, la cooperativa tiene 41 personas afiliadas, las cuales pueden entrar a trabajar junto a sus familias tras haber cancelado la cuota.

“Coopebonanza no deja entrar a nadie a los túneles que tienen más oro y cobran cuotas que si uno las paga no le puede dar de comer a los hijos”, dijo Rafael Gutiérrez, otro de los perjudicados.

La necesidad ha empujado a los mineros a ingresar, como sea, a los yacimientos, aunque en el intento implique el riesgo de perder sus vidas.

Así le sucedió a Eleodoro Ramírez, quien recibió un disparo el pasado 9 de diciembre mientras extraía material con su hijo.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) todavía no ha logrado determinar quién mató al coligallero.

En la actualidad, un minero gana, en promedio, entre ¢70.000 y ¢100.000 mensuales. Antes de que iniciara la pugna, la remuneración oscilaba entre ¢150.000 y ¢200.000 por mes.

Sin concesión. Según los registros del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), Coopebonanza R. L. no tiene ninguna concesión minera a su nombre.

Por esta razón, la Dirección de Geología y Minas, ente adscrito al Minae, ordenó a la cooperativa, el pasado 31 de julio, parar la explotación minera en la finca Tres Hermanos.

“Si hay una cooperativa que cobra por entrar a los túneles, eso no es una cooperativa; eso es cobrar un peaje”, señaló Edgar Gutiérrez, ministro de Ambiente y Energía.

El jerarca agregó que están investigando si la cooperativa cercó un camino público para obstaculizar el paso a los coligalleros.

“Hay una serie de cuestiones legales que tienen que esclarecerse. En el momento que el mapeo de concesiones esté listo, entraremos a poner las cosas en orden”, aseguró Gutiérrez.

Mapa de ubicación de las minas de oro en Abangares.
Mapa de ubicación de las minas de oro en Abangares.

Mientras se soluciona el problema, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) prometió entregar, en las próximas semanas, ayudas económicas a las familias afectadas

Trabajos. Pese a la suspensión, La Nación visitó la finca Tres Hermanos y comprobó que se mantienen labores en ese sitio.

Al llegar a la entrada de la propiedad, un equipo de este diario se identificó con el guarda y preguntó por qué estaban los compresores encendidos. Sin embargo, se nos negó el acceso y se mandó a apagar la maquinaria.

Eilyn Villalobos, representante de Coopebonanza, expresó que los equipos estaban en funcionamiento para darles mantenimiento, pues se deben arrancar una vez al día.

Esta entidad fue fundada en el año 2011.

Etiquetado como: