Por: Juan Fernando Lara 15 septiembre
El Parque Solar se localiza en Juanilama en Belén de Carrillo (Santa Cruz, Guanacaste). La instalación utiliza 15.456 paneles fotovoltaicos.
El Parque Solar se localiza en Juanilama en Belén de Carrillo (Santa Cruz, Guanacaste). La instalación utiliza 15.456 paneles fotovoltaicos.

San José.

Coopeguanacaste, R.L., distribuidora de electricidad en esa provincia, inauguró esta semana el Parque Solar Juanilama el cual tiene una capacidad de generación de cinco Megavatios (MW), la cual lo acredita como el más grande del país utilizando esta fuente de generación limpia.

El Parque Solar está en Juanilama, Belén de Carrillo, Santa Cruz, en Guanacaste sobre cinco hectáreas de una finca propiedad de la cooperativa. Según la entidad, la instalación proveería al año nueve gigavatios hora (GWh) cuyo beneficio recaería directamente en 2.100 hogares de la provincia.

La inversión asciende a $8,6 millones y se logró mediante un présamo con el fondo de capital privado MGM Sustainable Energy Fund (MSEF); el cual promueve los proyectos de eficiencia energética y energías renovables en el continente.

El Parque Solar Juanilama es, de paso, el primer proyecto de Latinoamérica en realizarse gracias a un acuerdo bilateral entre los gobiernos de Japón y Costa Rica llamado Mecanismo de Acreditación Conjunto. Este plan está centrado en mitigar efectos del cambio climático con el uso tecnologías limpias que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero.

Miguel Gómez Corea, gerente de Coopeguanacaste, afirma que la generación de energía del parque equivale a una reducción de casi 1.500 toneladas en emisiones de dióxido de Carbono (CO2) anuales. Según el vocero, esto se compara con sembrar 5.350 árboles; lo cual contribuye con las metas ambientales del país en reducción de emisiones.

El sistema se integra de 15.400 paneles fotovoltaicos con tecnología de alta eficiencia tipo HIT de 325 vatios de potencia cada uno, conforme datos suministrados por la empresa Panasonic; fabricante a cargo del diseño del proyecto y de la construcción del mismo.

Gómez comentó que, con esta inversión, la cooperativa aumentó sugeneración de energía con recursos renovables hasta 44%.

Este porcentaje se compone del aporte de las centrales hidroeléctricas Canalete y Bijagua de Coopeguanacaste y San Lorenzo y Sigifredo Solís, que la cooperativa opera conjuntamente con otras cooperativas de electrificación rural del país asociadas a Coneléctricas, R.L.

La empresa, que provee energía a 65.000 abonados en Guanacaste, trabaja en la eventual apertura de más proyectos de energía basados en fuentes limpias.

Estos incluyen el Proyecto Eólico Río Naranjo (en Bagaces), el Proyecto Eólico Cacao (Santa Cruz), otra instalación solar en Huacas de Santa Cruz y, por último, el llamado Proyecto de Gasificación de Residuos Sólidos Municipales no valorizables (Belén, Carrillo).