Por: Álvaro Murillo 8 agosto, 2014

Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

alvaromurillo

El abogado Daniel Soley fue el último fichaje en el equipo de gobierno de Luis Guillermo Solís, como viceministro de la Presidencia, pese a que trabajó en campaña con Liberación Nacional.

Entró un mes después, con la tarea de conectar a la Presidencia de la República con los diputados , con una experiencia política que se basa en su paso como defensor adjunto de los habitantes.

Esa función era justamente la que ejercía el 10 de octubre del 2008, cuando a las 8:20 de la noche, interpuso un recurso de amparo que ahora, casi seis años después, resulta objeto de los cuestionamiento de Ottón Solís, diputado oficialista y fundador del PAC.

Ese día Soley, como defensor interino, pidió que la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) masificara el suministro de vacunas contra el neumococo.

La Sala Constitucional acogió la acción y obligó a comprar las vacunas. Estas se tuvieron que adquirir a la empresa farmacéutica Wyeth, firma que tenía una relación contractual con Carolina Soley (hermana de Daniel), quien en ese momento realizaba una investigación en la CCSS sobre la bacteria neumococo.

Ottón Solís considera que Daniel Soley utilizó, entonces, su puesto para favorecer a su familia, lo que el actual viceministro negó ahora, como lo negó ante diputados cuando se postuló para ser defensor de los habitantes y para ser fiscal general de la República. Alegó que no conocía la situación de su hermana.

Según Ottón Solís, “nada garantiza que otra vez no utilice información (por su actual cargo) para favorecer intereses y negocios de familiares y amigos”.

El presidente Solís le contestó que se da por satisfecho con las explicaciones de Daniel Soley. “Sigo teniendo el honor de gozar de su confianza”, dijo este.