Por: Álvaro Murillo 25 octubre, 2014
Mercedes Peñas ayer al presentar el programa a su cargo. | JOSÉ CORDERO
Mercedes Peñas ayer al presentar el programa a su cargo. | JOSÉ CORDERO

Dijeron desde un principio que esta primera dama, Mercedes Peñas, no se quedaría con funciones ornamentales en el gobierno que dirige su compañero, Luis Gmo. Solís.

A tono con esa idea y con la experiencia de Peñas en proyectos de desarrollo local, el Ejecutivo presentó ayer un programa a cargo de ella, de coordinación del Gobierno Central con entidades vinculadas a las organizaciones locales de 32 cantones más necesitados.

El programa fue bautizado Tejiendo desarrollo e involucra al Ministerio de Planificación, al Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) la Dirección Nacional de Desarrollo Comunal (Dinadeco), además de proyectar que se involucren municipalidades y asociaciones locales, así como empresas privadas y agencias de cooperación internacional.

El programa, explicó Peñas, tiene como objetivo hacer que las políticas públicas se construyan de manera conjunta con las realidades locales en lo económico, ambiental, institucional, lo cultural y deportivo y lo social.

El programa lo presentaron ayer en la mañana, en el parque La Libertad, en Patarrá de Desamparados, con diputados y representantes municipales.

Tejiendo desarrollo se suma a la promesa del Gobierno de dar una mayor participación a los ciudadanos, usualmente lejos de las decisiones que los afectan, como lo anunció Luis Guillermo Solís, desde que quedó electo.

Peñas, politóloga de profesión, ha dirigido en la Fundación de Desarrollo Local y el Fortalecimiento Municipal de Centroamérica y Caribe (Demuca), pero dejó el cargo al quedar electo Solís como presidente, en abril pasado.