Solís llama a ticos a evitar discriminación y abrir ‘su corazón’ para entender la diversidad

Por: Esteban Mata Blanco 17 mayo, 2014
Hoy se celebra el Día Internacional contra la Homofobia. El Gobierno izó ayer una bandera de la diversidad, en Casa Presidencial. | JONATHAN JIMÉNEZ
Hoy se celebra el Día Internacional contra la Homofobia. El Gobierno izó ayer una bandera de la diversidad, en Casa Presidencial. | JONATHAN JIMÉNEZ

Las tensiones entre el Gobierno y los grupos de la comunidad gay quedaron de lado ayer, tras el compromiso del presidente Luis Guillermo Solís de hacer valer los derechos de esta población.

Sin embargo, esa promesa no se refleja, por ahora, en el impulso a los proyectos de ley que hacen fila en el Congreso, para sustentar la garantía de derechos como herencias, visitas en cárceles, hospitales, pensiones y créditos.

La renovación de votos de confianza quedó evidenciada con el izamiento de la bandera de la diversidad sexual en el jardín frontal de Casa Presidencial, en Zapote, en la víspera del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia.

La actividad la impulsaron la vicepresidenta, Ana Helena Chacón, y la ministra de la Condición de la Mujer, Alejandra Mora.

El compromiso también tuvo un verbo encendido por parte del mandatario Solís.

“Este es el Gobierno de un país que quiere que todos sus habitantes gocen de iguales derechos, como lo consagra nuestra Constitución, como lo hemos dicho al mundo entero, al suscribir las declaraciones de derechos humanos”, expresó Solís.

El acto, que generó críticas de los sectores conservadores, reflejados en los partidos políticos de corte evangélico en el Congreso y de la Iglesia católica, se da dos semanas después de tensiones entre el oficialismo y la comunidad gay.

Un acuerdo preliminar, para la elección del Directorio legislativo, el 1.° de mayo, entre el Partido Acción Ciudadana (PAC) y Renovación Costarricense, de Justo Orozco, con el fin de discutir proyectos de ley relacionados con los derechos de los homosexuales, en el primer año de la administración Solís, tensó las relaciones

Sin embargo, el acto de ayer renovó los acercamientos y así lo dejó ver Marco Castillo, dirigente del Movimiento Diversidad, quien dijo estar optimista de que los planes de ley para otorgar derechos de pareja a los homosexuales sea convocado e impulsado en el Congreso.

Voluntad. Las palabras de Solís no dan pie a duda: “Ratifico esta voluntad del Ejecutivo de hacer valer el espíritu y la letra de la ley en contra de la discriminación y la violencia. Hago un llamado al país para que abra su corazón a las nuevas formas de entender la diversidad y el respeto”.

Sin embargo, en las acciones aún eso no se ve reflejado. En las prioridades del PAC, para la agenda legislativa, no hay aún un solo proyecto de ley en esta línea.

Se intentó conocer la versión de la jefa de bancada oficialista, Emilia Molina, pero al cierre de edición no contestó las llamadas.

Por su parte, el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, cuestionó la posición del Ejecutivo.

“En dicho acto (izar la bandera) no nos vemos representados todos los costarricenses, puesto que la ideología de género no forma parte de nuestra cultura”, dijo Quirós.