Puesto acumula más de un kilómetro y medio de fila de personas a la espera de ser atendidas por autoridades de Migración

Por: Andrea Rodríguez Valverde, Gerardo Ruiz R. 11 abril, 2014
El puesto de Migración en Peñas Blancas colapsó la mañana de este viernes por la gran cantidad de turistas nacionales y de nicaragüenses que viajan a su país para aprovechar las vacaciones de Semana Santa.
El puesto de Migración en Peñas Blancas colapsó la mañana de este viernes por la gran cantidad de turistas nacionales y de nicaragüenses que viajan a su país para aprovechar las vacaciones de Semana Santa.

Peñas Blancas y Redacción

Cuatro horas de fila es el común denominador de cientos de costarricenses y nicaragüenses que buscan sellar sus pasaportes para ingresar a Nicaragua.

Desde las 6 a. m., cuando el puesto de Migración abrió sus puertas, el avance en el trámite migratorio es nulo.

La situación causa angustia entre los viajeros que aprovecharon el fin de semana largo para iniciar sus vacaciones de Semana Santa.

Con gritos de “no más corrupción” y “fuera el desorden”, los turistas expresan su desacuerdo con la lentitud del proceso y su indignación por el manejo que hacen de la situación las autoridades.

Al sitio se hicieron presentes miembros de la Fuerza Pública para tratar de poner orden al caos. Sin embargo, no ha dado resultado.

Dentro del recinto de Migración, el caos se vuelve aún mayor debido a que las personas no portan el pago obligatorio de $7 para salir del país, lo cual genera mayores atrasos en la movilización de los turistas.

Francis Hernández, vecina de Guanacaste, dijo que se encuentra desde las 2 a. m. a la espera de pasar al lado nicaragüense. Pero, al ser las 9:30 a. m. aún no había podido concretar su trámite.

La lentitud y el colapso ha causado que varias personas sufran desmayos por soportar las filas, el calor y el hambre, pues en el paso fronterizo carece de un restaurante.

La Nación intentó localizar al personal de Migración para que brindara declaraciones sobre la situación, pero no fue posible obtener la versión de las autoridades.