Medida también se aplicaría al rubro de las anualidades en la función pública

Por: Esteban Mata Blanco 11 septiembre, 2014

Tijera en mano, Ottón Solís, diputado oficialista, pretende reducir el pago de horas extra y los aumentos por anualidades a los empleados del Gobierno Central.

El legislador de Acción Ciudadana (PAC) presentó tres mociones para variar esas partidas en el Proyecto de Ley de Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República para el Ejercicio Económico 2015.

El total de las rebajas planteadas por el fundador del PAC asciende a ¢40.000 millones.

La reducción que impulsa Solís no sobrepasa el 0,4% del plan de ¢7,9 billones que se tramita en la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, aunque sí golpea los presupuestos de algunas instituciones.

Por ejemplo, Solís espera la eliminación de los ¢40 millones incluidos para cancelar horas extra a los empleados de la Presidencia de la República.

Lo mismo sucede con los ¢300 millones de la Asamblea Legislativa y los ¢10 millones que pidió la Defensoría de los Habitantes.

De aprobarse la propuesta del parlamentario del PAC, las horas extra se verían cortadas desde los periodistas de Casa Presidencial hasta los policías del Ministerio de Seguridad Pública.

En total, la reducción en el pago de horas extra en los ministerios, Asamblea Legislativa y el Poder Judicial ascendería a ¢11.000 millones, mientras que en el rubo de anualidades el recorte sería de ¢29.100 millones.

La tijera y el enojo. La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarella Villanueva, rechazó ayer con vehemencia los recortes propuestos por Ottón Solís.

En conferencia de prensa, aseguró que llegarán hasta las últimas consecuencias para evitar la disminución en el pago de horas extra y anualidades en el presupuesto del 2015 del Poder Judicial.

“Disminuir el salario de los funcionarios no es posible en un Estado de derecho y vamos a ser firmes (en la defensa)”, dijo Villanueva.

La jerarca añadió que el gasto del próximo año cumple con las mínimas necesidades de la institución para mantenerse y brindar el servicio a los usuarios.

Y es que el tema de las anualidades tampoco se trata de un ajuste pequeño. Por el contrario, Solís asegura que en tiempos de crisis se deben hacer sacrificios.

Además, dijo que estas no son las únicas mociones en este sentido. Aseguró que ya prepara más propuestas de rebaja al pago por dedicación exclusiva.

“Pueden trabajar de noche o los fines de semana si quieren, sin tener dedicación exclusiva. Todo el país tiene que hacer un esfuerzo”, afirmó el político.