Autoridades ticas lamentan incidente, mientras que familiares se quejaron porque guarda de la sede diplomática pidió sacar el cuerpo del lugar porque se veía "morboso"

Por: Manuel Herrera 13 septiembre, 2014

Costa Rica lamentó la muerte de un nicaragüense ocurrida el viernes en su consulado en Managua, Nicaragua, a causa de un paro cardíaco, y expresó sus condolencias a los familiares.

La Embajada costarricense en Managua identificó al nicaragüense como Francisco José López Aguilar, de 73 años, de acuerdo a un comunicado divulgado por la Cancillería costarricense.

El hombre llegó al consulado acompañado por un familiar para realizar un trámite de solicitud de visa. "Al momento de su arribo, siguiendo la política de atención preferencial a poblaciones con necesidades específicas, fue atendido en su consideración de adulto mayor. De manera expedita, se le otorgó la visa de ingreso a Costa Rica".

La información detalla que de manera súbita López se desvaneció en el patio del consulado, por lo que el personal administrativo procedió a pedir asistencia médica de emergencias.

Sin embargo, ante la tardanza de la asistencia, sus familiares decidieron trasladarlo en un vehículo particular, según la versión de las autoridades costarricenses.

 En este vehículo yacía el cuerpo de Francisco López Aguilar, según la publicación del diaro nicaragüense.
En este vehículo yacía el cuerpo de Francisco López Aguilar, según la publicación del diaro nicaragüense.

Pese a esas versiones, los familiares de López y personas que atestiguaron su muerte se quejaron ante los medios en Managua porque un miembro de la seguridad del consulado habría ordenado sacar el cuerpo de inmediato porque se miraba "morboso".

"Mi hermano no caminaba porque hace dos años tuvo dos accidentes de tránsito que lo dejaron postrado en una cama. Él no andaba mucho en silla de ruedas porque el dolor en su columna era muy intenso, por eso permanecía acostado la mayor parte del tiempo", declaró al periódico nicaragüense El Nuevo Diario, Lucila López, hermana del fallecido.

Tras presentar dolores, al adulto mayor lo trataron de ayudar varias personas que estaban fuera de la sede consular.

"Nos ayudaron a mover a mi hermano, cargándolo en una silla de plástico hacia el área de espera. Mientras aguardaba la realización del papeleo, mi hermano murió sin ser socorrido por las autoridades o personal médico que pueda tener el Consulado", agregó la familiar.

"El (guarda) que estaba ahí nos dijo que lo sacáramos porque se miraba morboso, entonces el cuñado lo sacó", detalló el testigo Félix Mendoza a los periodistas en Managua.

López estaba gestionando la visa de Costa Rica para reencontrarse con su esposa e hijos cuando sufrió el infarto, informó la hermana del fallecido, Lucila López.

Cada día el consulado de Costa Rica en Managua extiende entre 700 y 800 visas, cuando se trata de la temporada baja, y hasta 3.000 por día cuando la temporada es alta, según datos oficiales.

Unos 300.000 a 500.000 nicaragüenses viven en Costa Rica, dedicados principalmente a trabajos domésticos, agrícolas y de construcción.