27 diciembre, 2013

La Policía de Nicaragua pidió formalmente ayer a la Policía Internacional (Interpol) anular la orden de captura contra el exguerrillero Edén Pastora, conocido como Comandante Cero.

Según la carta enviada por la jefa de la Policía Nacional nicaragüense, Aminta Granera, Pastora no incumplió leyes costarricenses.

La jefa policial argumentó que el territorio en que supuestamente se cometieron los delitos atribuidos a Pastora está en disputa.

Granera añade que Costa Rica “actuó de mala fe” al realizar la solicitud, “atentando contra la neutralidad de la organización” y utilizándola “para fines políticos propios”, lo que viola el Reglamento de Tratamiento de Datos de la Interpol.

Acusación. La Fiscalía Adjunta de Pococí abrió una causa contra Pastora por “usurpación de bienes de dominio público” e “infracción a la Ley Forestal”. Como parte del proceso, gestionó ante la Interpol una solicitud de captura, la cual se hizo pública el 17 de diciembre.

De salir de Nicaragua, el exguerrillero podría ser detenido.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), que conoce el conflicto limítrofe, ordenó en noviembre a Nicaragua restaurar los daños ambientales en 2,5 hectáreas de isla Calero, en donde Pastora lideraba un proyecto de dragado del río San Juan a pedido del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.