Especialistas pretendían revisar reparación de daño en zona de disputa

Por: Esteban Mata Blanco 11 diciembre, 2013

Doce funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) intentaron verificar ayer si el Gobierno de Nicaragua cumplió con la orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de reparar los daños causados en isla Calero, pero Nicaragua no lo permitió.

 En octubre del 2010, el Gobierno de Nicaragua inició trabajos de dragado en el río San Juan, lo cual generó daños en isla Calero. | MINISTERIO DE SEGURIDAD
En octubre del 2010, el Gobierno de Nicaragua inició trabajos de dragado en el río San Juan, lo cual generó daños en isla Calero. | MINISTERIO DE SEGURIDAD

El impedimento se dio con base en una interpretación de los derechos que Nicaragua tiene sobre el río San Juan, dijo el ministro de Comunicación, Carlos Roverssi.

El vocero de Gobierno se mostró molesto en vista de que, según afirmó, las autoridades nicaragüenses sabían de la visita tica.

Roverssi agregó que, en un primer momento, se dio autorización para el ingreso a Calero vía río San Juan; sin embargo, una contraorden de autoridades no identificadas dejó varado al equipo de especialistas del Sinac, entidad adscrita al Ministerio de Ambiente.

“Se puede imaginar cómo nos sentimos nosotros después de la preparación y el tiempo para hacer esto. Tenemos a nuestra gente allá y vamos a intentar entrar vía aérea”, dijo Ana Lorena Guevara, viceministra de Ambiente y quien está encargada de las operaciones de vigilancia en isla Calero.

Guevara afirmó que hoy intentarán entrar a la isla para revisar los trabajos de reparación que Nicaragua dijo haber hecho en la zona. Lo harán en helicóptero, según dijo, aunque por lo pantanoso del terreno, es difícil el aterrizaje.

El 21 de noviembre pasado, la CIJ ordenó a Nicaragua reparar los daños causados en la zona, que actualmente está en litigio en la misma Corte, pues Costa Rica denunció una invasión a su territorio.

A pesar de que desde el 2011 la Corte había prohibido el ingreso al sector, en setiembre el Gobierno de Costa Rica reclamó ante la CIJ, con sede en La Haya, Holanda, que equipos nicaragüenses abrieron dos caños en isla Calero, a la altura de la zona llamada Los Portillos.

La alarma por los trabajos señala que las zanjas podrían desviar el curso del río San Juan y modificar la frontera entre ambos países.

El conflicto con Nicaragua por isla Calero comenzó poco después de que la presidenta, Laura Chinchilla, asumiera las riendas del Gobierno en mayo del 2010, y cuando el canciller era René Castro, el actual ministro de Ambiente.