Remodelación de ¢1.800 millones se hizo para vendedores de la calle 13 bis

Por: Daniela Cerdas E. 15 julio, 2015
En el mercado ubicado al costado sur del parque de las Garantías Sociales, se venden todo tipo de artesanías . | CARLOS BORBÓN
En el mercado ubicado al costado sur del parque de las Garantías Sociales, se venden todo tipo de artesanías . | CARLOS BORBÓN

El nuevo mercado que los artesanos de la calle 13 bis despreciaron, es aprovechado desde hace tres semanas por la Municipalidad de San José para realizar ferias temporales.

Este lugar, que era el antiguo frontón de la Fuerza Pública, fue remodelado para reubicar a los comerciantes que ocuparon la calle pública al costado oeste de la plaza de la Democracia, en la capital.

Sin embargo, los vendedores no quisieron trasladarse, al alegar que no se trataba de un buen punto para el comercio, aun cuando la Municipalidad amenazaba con desalojarlos y el Ministerio de Salud afirmaba que las instalaciones en la calle 13 bis no cumplían con las medidas de salubridad.

De esta forma, la inversión de ¢1.800 millones que hizo el Ayuntamiento había quedado en desuso hasta que, el 3 de junio, se empezaron a realizar en ese sitio ferias temporales de artesanía, los días los viernes, sábados y domingos.

En el lugar hay espacio para unos 75 artesanos.

“Convocamos a varios artesanos por medio del Departamento de Servicios Culturales de la Municipalidad. Luego hicimos una escogencia de las personas que van a ir a vender al lugar”, explicó Gilberto Luna, vocero del Ayuntamiento josefino.

Por día, los vendedores tienen que aportar a la Municipalidad ¢11.000 que son destinados a las tareas de mantenimiento.

A la espera. El gobierno josefino mantendrá estas ferias temporales hasta diciembre.

Según Luna, la Municipalidad espera que en este lapso se resuelva un recurso de amparo interpuesto contra la decisión del presidente Luis Guillermo Solís, de levantar un veto aplicado por el exmandatario Óscar Arias a una ley que desafectaba del uso público a la calle 13 bis.

Solís aplicó esa medida hace un año y, gracias a eso, los artesanos no se tuvieron que movilizar a l frontón ni tampoco la Municipalidad de San José pudo efectuar el desalojo.

El gobernante consideró que la ubicación del mercado es insustituible para atraer a los turistas que pasean por la capital, aparte de que se trata del sustento de cerca de 200 familias.

“No sabemos qué va a pasar con el recurso que hay ante la Sala IV, si se resuelve antes, tomaremos una decisión”, dijo Luna.

Etiquetado como: