Ruta 32 e inversión en puertos se unirán a proyectos privados e iniciativas locales

Por: Álvaro Murillo 1 septiembre, 2014
Luis Guillermo Solís, acompañado por la diputada josefina Epsy Campbell (de rojo), y la presidenta de Japdeva, Ann McKinley, además del ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez. Todos con trajes tradicionales afro. | RAFAEL MURILLO
Luis Guillermo Solís, acompañado por la diputada josefina Epsy Campbell (de rojo), y la presidenta de Japdeva, Ann McKinley, además del ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez. Todos con trajes tradicionales afro. | RAFAEL MURILLO

Limón. “Estamos a las puertas de un proceso que disparará muchas actividades en esta provincia, tanto inversión social del Gobierno como inversiones productivas para generación de empleo”.

Con esta conclusión cargada de optimismo cerró ayer Luis Guillermo Solís su gira de tres días por parte de Limón. Aquí da por un hecho que en el transcurso de su gobierno acabará la ampliación de la ruta 32 (San José-Limón, en alianza con China) y se construirá la terminal de contenedores de la concesionaria APM Terminals, a pesar del rechazo sindical.

El mandatario, que evitó a propósito tratar el tema de la seguridad en esta gira, mencionó la “alta posibilidad” de inversiones privadas nuevas para la provincia, como dijo antes de participar en el desfile del Día de la Persona Negra.

Aunque el presidente se reservó detalles de esas inversiones, su ministro de Comercio Exterior, Alexánder Mora, citó opciones avanzadas en manufactura de componentes para automóviles y en metales, además de centros de servicios que están ya en Centroamérica y en San José y pretenden crecer en esta zona.

Solís prometió acabar con la discriminación histórica que, según dijo, ha sufrido esta provincia, con un menor desarrollo humano que el promedio nacional. También dijo que analiza la reconstrucción del aeropuerto local o si conviene uno nuevo, para que Limón sea la puerta del país hacia el Caribe.

Resaltó , sin embargo, que no todo obedece a políticas de gobierno, sino también a iniciativas privadas y propuestas de organizaciones locales, como las que citó Solís para sus reuniones en este fin de semana en Limón, Cahuita y Puerto Viejo.

“Hay una efervescencia inédita por plantear proyectos de desarrollo en las instancias locales y de sectores variados”, señaló durante una reunión sobre pesca que tuvo ayer en las instalaciones de la Universidad de Costa Rica.

Este diálogo incluye a sectores políticos y señaló al grupo de diputados limonenses de distintos partidos políticos, entre los que no hay ninguno del oficialista Acción Ciudadana (PAC) pues no le alcanzaron los votos en febrero.

“Han depuesto las banderas partidarias para trabajar por Limón”, dijo Solís, consciente de que ahí estaban José Luis Vásquez (socialcristiano y Carmen Quesada (libertaria), quienes participaron con él en varias de las actividades.

El gobernante dijo que el frustrado proyecto Limón Ciudad Puerto, objeto de una subejecución del 70% de fondos del Banco Mundial, se queda corto para los limonenses pues sus $80 millones son superados por inversiones como la de la ruta 32 o la que conllevaría crecimiento portuario con APM y la posibilidad de un megapuerto con la empresa Amega.