Presidente reconoce que aun hay preguntas por responder sobre el tema, pero considera que es necesario avanzar con el proyecto

Por: Natasha Cambronero 17 febrero, 2015

El presidente Luis Guillermo Solís insistió este martes en la necesidad de que la Asamblea Legislativa apruebe el préstamo para la ampliación de la ruta 32, desde el cruce de río Frío hasta el centro de Limón.

La ampliación de la ruta 32 sería en 107 kilómetros. | ALBERT MARÍN
La ampliación de la ruta 32 sería en 107 kilómetros. | ALBERT MARÍN

El mandatario aseguró que si bien todavía hay preguntas que responder sobre la obra vial –que estaría a cargo de la empresa estatal china CHEC– estas son secundarias y se pueden aclarar durante la marcha del proceso de construcción.

Para Solís hay que correr "el riesgo" y ejecutar el proyecto, pues de lo contrario las repercusiones serían peores para el desarrollo del país y recalcó que no tiene dudas sobre el plan de ampliación de la vía.

"No estoy hablando de autorizar chambonamente ninguna obra y poner en riesgo el interés nacional... No estoy hablando, ni clamando por una obra mal hecha, estoy diciendo es que allí donde garanticemos que lo que se está haciendo es lo suficientemente bueno y las preguntas que quedan son secundarias, respecto al objetivo fundamental ahí podemos y de debemos avanzar", expresó Solís.

"Es una obra necesaria, no podemos tener un puerto de calidad internacional con una carretera de tercer mundo, se está necesitando hacer esa carretera y creo que la mayor cantidad de preguntas que se tenían han sido respondidas, faltas algunas pero seguir frenando esta carretera es ponerle una lápida encima al desarrollo de la provincia de Limón y al país", agregó.

El plan de ampliación de la carretera nació en el gobierno de Laura Chichilla, luego de la visita al país del presidente de China Xi Jinping.

Sin embargo, la actual administración renegoció algunos aspectos del contrato y ahora prioriza su aprobación en el seno del Congreso.

El Poder Ejecutivo varió la agenda legislativa y desde el lunes es la única iniciativa en discusión en el plenario.

El proyecto se pretende financiar con un préstamo por $395 millones proveniente de China y una contrapartida de $90 millones que aportará el estado costarricense. En total, la obra que contempla la ampliación de 107 kilómetros de la ruta 32 a cuatro carriles costará $485 millones.