Propone una inflación que no supere el 4% y un crecimiento del PIB del 6%

Por: Natasha Cambronero 17 noviembre, 2014

Modestas metas, similares a las que propuso hace cuatro años la entonces presidenta Laura Chinchilla, copan el Plan Nacional de Desarrollo que presentó este lunes el presidente Luis Guillermo Solís junto a la ministra de Planificación, Olga Marta Sánchez.

Seis meses después de asumir la Presidencia, Solís trazó en un documento de 560 páginas la hoja de ruta de su mandato.

Este Gobierno pretende sacar a 52.810 hogares de lo pobreza extrema (que carecen de recursos para cubrir las tres comidas diarias), el equivalente a 68.400 familias, mientras que Chinchilla prometió 20.000.

El plan incluye seis metas nacionales para alcanzar tres grandes objetivos: un mayor crecimiento económico con más y mejores empleos; reducir la pobreza y disminuir la desigualdad, así como luchar contra la corrupción y fortalecer un Estado transparente.

Solís se propone alcanzar tasas del 6% en el crecimiento de la producción en el 2018.

Su aspiración es la misma que tuvo en 2010 Chinchilla, quien al final solo logró que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) fuera del 3,5%.

Para alcanzar esa meta, la actual administración se plantea crear en los próximos cuatro años más de 24.000 nuevos puestos de trabajo, lo cual permitiría reducir en un 1,6% la tasa de desempleo abierto, hasta alcanzar el 7%.

Otra de las propuestas es registrar una inflación del 4% al cierre del Gobierno, es decir, solo un 0,32% por encima de la reportada a finales del año pasado, que fue del 3,68%.

En cuanto a la pobreza, Solís sí promete una meta más ambiciosa que su antecesora.

Él propone sacar a 52.810 hogares de lo pobreza extrema (que carecen de recursos para cubrir las tres comidas diarias), el equivalente a 68.400 familias. Mientras que Chinchilla prometió sacar a 20.000 familias de la pobreza.

Es decir, que plantea una reducción del 55% del total de hogares en pobreza extrema al final de su mandato. A largo plazo, la expectativa es que haya cero hogares en esa condición en el 2030, 12 años después de concluido su Gobierno.

En el Plan Nacional de Desarrollo, que lleva el nombre de uno de los fundadores del partido oficialista, Acción Ciudadana (PAC): Alberto Cañas Escalante, se presentó la noche de este lunes en el Teatro Nacional, en el centro de San José.