Mandatario aseguró que adelantar el pago podría poner en riesgo salarios del resto del sector público

Por: Patricia Recio 18 mayo, 2014

El presidente Luis Guillermo Solís hizo un llamado a la consideración a los docentes que se mantienen en huelga desde hace más de dos semanas, para que retomen sus labores. Este fue el mensaje de la primera cadena nacional de televisión que dirige a los ciudadanos.

El mandatario dedicó los más de seis minutos de su primer mensaje televisivo a los educadores.
El mandatario dedicó los más de seis minutos de su primer mensaje televisivo a los educadores.

Solís pidió a los docentes suspender el movimiento en aras de garantizar el derecho a la educación de casi un millón de estudiantes y la alimentación de 675.000 niños que se benefician de los comedores escolares.

Tras hacer un repaso por las labores realizadas desde que asumió el poder, el 8 de mayo, para solucionar el problema en el sistema de pagos del Ministerio de Educación, el mandatario destacó que solo hay tres días de diferencia entre la fecha que exigen los sindicatos para recibir los salarios atrasados y la que propone el Gobierno.

"Hemos hecho todo lo humanamente posible. Desde el 8 de mayo, las autoridades y equipos técnicos de Educación y Hacienda, respaldados por el Consejo de Gobierno, trabajan a tiempo completo en la formulación e implementación de soluciones concretas, que ya están en marcha", dijo el mandatario.

Según explicó, adelantar el pago de la segunda quincena para el 23 de mayo, resulta "técnicamente imposible", pues se podría poner en riesgo la remunicación para el resto del sector público. El Gobierno propuso el sábado realizar el pago correspondiente el día 26.

Al inicio del mensaje, que duró poco más de seis minutos y medio, el gobernante recalcó que el conflicto comenzó en la anterior administración y que la entrada en operación del nuevo sistema informático fue ordenada "sin tomar previsiones ante posibles fallas o contratiempos en la gestión de datos".

"La falta de planificación técnica y decisiones políticas erradas tienen hoy a las y los educadores en las calles, exigiendo, con el derecho que les asiste, el pago oportuno de su salario", expresó Solís.

Sobre las últimas acciones ejecutadas, el mandatario dijo que esta tarde se completó una nueva planilla que integra más de 3.400 movimientos, conocidos como "adicionales".

Añadió que solicitó al Poder Judicial y al sistema bancario nacional, tener consideración con los educadores que así lo requieran para evitar embargos, remates y hasta órdenes de apremio por pensiones alimentarias atrasadas.

Según dijo, completaron al menos ocho iniciativas para atender la grave situación planteada por el incumplimiento de pago. "Esto demuestra nuestro compromiso y la buena fe que nos anima", añadió.

Finalmente, garantizó a los educadores que no habrá sanciones ni sufrirán deducciones salariales.

"Sin embargo, el tiempo se agota, por lo que apelo con vehemencia a la responsabilidad, vocación de servicio y solidaridad que caracteriza al personal del Magisterio Nacional. Les invito, una vez más, fraternalmente, a reiniciar las clases sin demora. La patria así lo demanda", concluyó.