Gobernante dijo que la denominada Calle Nacional de Artesanía y Pintura, en la calle 13 bis, es un punto estratégico para los turistas

Por: Natasha Cambronero 31 julio, 2014
Mandatario Luis Guillermo Solís se reunió esta mañana con algunos de los artesanos y el excandidato presidencial José Manuel Echandi.
Mandatario Luis Guillermo Solís se reunió esta mañana con algunos de los artesanos y el excandidato presidencial José Manuel Echandi.

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, anunció este jueves que la calle 13 bis en el centro de San José (al costado oeste de la Plaza de la Democracia) ya no será un bien público y pasará a manos del mercado de artesanías.

Solís levantó el veto que dio Óscar Arias al proyecto de ley 16.387. Con dicha medida este mercado no tendrá que movilizarse a un costado del parque de la Garantías Sociales, ni tampoco la Municipalidad de San José podrá efectuar el desalojo que estaba previsto para el domingo.

La ley conocida como "desafectación del uso público de la calle 13 bis, distrito primero, cantón I, San José", entrará en vigencia una vez que se publique en el diario oficial La Gaceta.

El gobernante agregó que este será el primer paso de un proyecto que incluye la construcción de un nuevo edificio para albergar a los artesanos, y de esta manera cumplir con las medidas de salubridad que en su momento ordenó el Ministerio de Salud.

Señaló que tomó la medida de levantar el veto porque la ubicación del mercado es insustituible ya que es un punto estratégico para los turistas que visitan la zona y es sustento de cerca de de 200 familias.

Esta ley fue presentada a la Asamblea Legislativa por el entonces diputado José Manuel Echandi y aprobada en el 2009, sin embargo; en ese momento la vetó el presidente Óscar Arias argumentando que era inconveniente y contraria a los principios de reserva de ley y de seguridad jurídica.

Desde mediados de este mes los artesanos se manifestaron en contra del desalojo, pues alegan que ha sido su sitio de trabajo durante 20 años, donde nunca han pagado alquiler y asumen por su cuenta el pago de servicios como electricidad, agua y seguridad.