Por: Esteban Mata Blanco 3 septiembre, 2014

Para el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, uno de los efectos de su informe de 100 días de gobierno fue el desacomodar a los que estaban cómodos y asegura que le ayudará a despejar el camino para seguir con su mandato.

Cinco días después de lanzar dardos contra administraciones anteriores, al señalar casos de corrupción e ineficiencia en la gestión pública, Solís aseguró que se siente bien a pesar de las fuertes reacciones de algunos sectores.

“Aquí no hay vuelta atrás; la comodidad del pasado se rompió”, comentó Solís ayer, en conferencia de prensa, luego de la reunión semanal con sus ministros.

“Hemos desacomodado, hemos llevado al país a un momento donde nos sentimos incómodos, al igual que uno se siente con un par de zapatos nuevos y estamos con la determinación de seguir adelante con este proceso”, agregó.

El gobernante respondió así una pregunta de la prensa sobre su estado de ánimo, luego del informe en el que señaló 14 irregularidades en las instituciones públicas.

“Me siento muy tranquilo, a pesar de las reacciones que estamos teniendo, que son muy fuertes. Esta era la única forma de salir para adelante, en un momento como el actual”, recalcó.

La reacción del informe de Solís se sintió con más fuerza en el opositor Partido Liberación Nacional (PLN), que estuvo en el poder durante los dos periodos pasados: Óscar Arias (2006-2010) y Laura Chinchilla (2010-2014).

“Me siento estimulado por el trabajo que tenemos por delante. Para mí, el informe fue un acicate para hacer las cosas que tenemos que hacer mejor”, destacó.

El lunes, el jefe de fracción del PLN, Juan Luis Jiménez Succar calificó el informe presidencial de hipócrita y mezquino, al tiempo que criticó el que no se señalaran nombres específicos en los temas donde pudo haber delitos.

Jiménez Succar expresó que el informe del presidente tenía más carácter de política electoral que de análisis de gestión de gobierno.

“Es momento para ponerle de una vez un punto final a la campaña electoral, la cual se ha extendido irresponsablemente en estos más de tres meses”, dijo Jiménez .