Mandatario pide a políticos, entes y organizaciones trabajar en conjunto

Por: Aarón Sequeira 26 julio, 2014
Bridgie Chavarría tiene dos años. Su mamá la vistió con traje típico para ir a ver al presidente Luis Guillermo Solís ayer al parque de Nicoya. | PABLO MONTIEL.
Bridgie Chavarría tiene dos años. Su mamá la vistió con traje típico para ir a ver al presidente Luis Guillermo Solís ayer al parque de Nicoya. | PABLO MONTIEL.

Nicoya, Guanacaste. Los discursos de vocabulario elevado y fuerte entonación del presidente Luis Guillermo Solís abordaron una misma temática durante su gira de tres días por Guanacaste, en el marco de la celebración de los 190 años de la Anexión del Partido de Nicoya, en 1824.

El mandatario reiteró que desde que asumió el Poder Ejecutivo, encontró un conjunto de instituciones públicas descoordinadas, que va cada una por su lado, actitud que incide en la pérdida de inversiones importantes para la atención de las dificultades en la pampa.

Los problemas incluyen la contaminación del agua con arsénico, la sequía que azota a la región, el mal estado de varias carreteras importantes para la actividad turística y productiva, la falta de oportunidades de empleo para sectores profesionales y agropecuarios, y la mala atención a las familias en pobreza.

Por eso, exigió que en cada cantón se genere una logística desde las entidades públicas que permita coordinar con los representantes políticos, diputados, alcaldes, regidores y con las organizaciones sociales o comunales, para hallar solución a los retos.

“Las instituciones van como moros sin señor, pero Guanacaste necesita, y Costa Rica necesita, una articulación mayor de las políticas públicas entre quienes tenemos la tarea de dirigir las instituciones del Estado y la propia comunidad”, afirmó Solís al cerrar el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado ayer en Nicoya.

Camino a celebrar los 190 años de la Anexión del Partido de Nicoya, el mandatario conversó con Wilmar Matarrita (der.), dirigente comunal, y con guanacastecos que exigen la Ley de Territorios Costeros Comunitarios. | PABLO MONTIEL.
Camino a celebrar los 190 años de la Anexión del Partido de Nicoya, el mandatario conversó con Wilmar Matarrita (der.), dirigente comunal, y con guanacastecos que exigen la Ley de Territorios Costeros Comunitarios. | PABLO MONTIEL.

Decretos. Con el fin de consolidar estrategias sobre los problemas guanacastecos, el mandatario firmó varios decretos durante la actividad dedicada a la Anexión, entre ellos la moratoria a la exploración petrolera hasta el 2021.

El ministro de Ambiente, Édgar Gutiérrez, explicó que esa decisión impide que empresas petroleras soliciten permiso para buscar crudo en el país y así evitar futuros conflictos como ya se han suscitado.

Por ejemplo, para atender de inmediato el tema de la contaminación del agua –con más de 10 microgramos de arsénico– en varios cantones de Guanacaste y de Alajuela, el Ministerio de Salud y la Presidencia de la República declararon emergencia sanitaria.

Eso implica que dichas carteras, más la de Ambiente y Energía, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Servicio Nacional de Riego y Avenamiento (Senara), las municipalidades guanacastecas y el sector privado trabajarán en un proyecto de aplicación urgente para atacar el asunto.

En cuanto a la sequía, el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (Mideplan) liderará, por orden del mandatario, el plan estratégico para atender la falta de agua en Guanacaste.

Se trata de una directriz presidencial que exige atender el faltante de lluvias en toda la zona de Guanacaste y otras cercanas, por efecto del fenómeno climático de El Niño.

Solís atestiguó esos efectos en pueblos polvorientos, en la cara de la gente que se le acercó para decirle que sus muchas o pocas reses se están muriendo y para decirle que ya no pueden más.

En cada lugar, el presidente prometió resolver la situación.