La presidenta dijo que se presentó una "enérgica protesta" contra Nicaragua, exigiendo el freno de las obras

Por: Juan Pablo Arias, Patricia Recio 17 septiembre, 2013

Tras el anuncio dado a conocer este mediodía por el Canciller Enrique Castillo, sobre una nueva incursión de Nicaragua en suelo costarricense, la presidenta Laura Chinchilla, anunció una serie de acciones que ya fueron emprendidas para hacer frente a lo que calificaron como un "irrespeto".

El conflicto por isla Calero, en Pococí, comenzó desde el 2010. El caso está en espera de resolución en la Corte Internacional de Justicia.
El conflicto por isla Calero, en Pococí, comenzó desde el 2010. El caso está en espera de resolución en la Corte Internacional de Justicia.
"No tenemos la menor duda de que la intención de ellos es pegar el San Juan con el Caribe". 

"Mientras ellos estaban llamando al diálogo, y me costó que algunos entendieran que no cabe el diálogo, vean lo que estaban haciendo", indicó la mandataria.

Asimismo, Chinchilla fue clara en señalar que "están incumpliendo de la manera más flagrante una de las medidas que impuso la Corte Internacional de Justicia", en referencia a la demanda presentada por la invasión a isla Calero a finales del 2010.

Entre las acciones anunciadas por la presidenta se mencionó una "enérgica protesta" contra Nicaragua, exigiendo el freno de las obras.

Además, se envió personal del Ministerio de Ambiente y Energía para la protección ambiental, pues no se nos permite tener policías en la zona.

También, se comunicó el hecho a la Corte Interamericana de Justicia y la Secretaría de la Convención Ramsar.

Chinchilla fue enfática al indicar que "no tenemos la menor duda de que la intención de ellos es pegar el San Juan con el Caribe".