La presidenta Laura Chinchilla dijo que la tragedia llena de dolor, no sólo al pueblo filipino, sino al mundo en general.

Por: Daniela Cerdas E. 12 noviembre, 2013
Varios niños piden ayudan a los coches que pasan en una zona devastada por el paso tifón Haiyan en la localidad de Borbón.
Varios niños piden ayudan a los coches que pasan en una zona devastada por el paso tifón Haiyan en la localidad de Borbón.

El Gobierno de Costa Rica promueve una recolecta nacional para enviar dinero a los afectados por el paso del tifón Haiyan, en Filipinas, que mató a más de 10.000 personas y dejó al país en caos y destrucción.

La recaudación se inició hoy y concluirá el viernes 6 de diciembre. Quienes deseen ayudar pueden depositar su contribución en el Banco Nacional (cuentas 100100-7 en colones, y 68666-7 en dólares) y en el Banco de Costa Rica (cuentas 176003-3 en colones y 204-6 en dólares).

La recolecta fue iniciativa de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y de la Cruz Roja Costarricense. No se recoge ningún tipo de víveres ni de alimentos.

La presidenta de la República, Laura Chinchilla, dijo que la tragedia llena de dolor, no sólo al pueblo filipino, sino al mundo en general.

"En esta tragedia, la fuerza de la naturaleza superó las capacidades de respuesta de una nación. Este hecho nos invita a reflexionar sobre el impacto de fenómenos en ciudades cada vez más vulnerables. Ante tales circunstancias, debemos responder con generosidad. Costa Rica se ha caracterizado siempre por ser un pueblo solidario y hoy no va a ser la excepción", expresó la mandataria.

Las colaboraciones se transferirán a la Federación Internacional de la Cruz Roja y luego a la Cruz Roja de Filipinas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instó a la comunidad internacional a enviar ayuda a Filipinas. Este lunes, la organización afirmó que solamente en la ciudad de Tacloban, capital de la provincia de Leyte, hubo más de 10.000 fallecidos y advirtió que esperaba "lo peor".

El Gobierno de Manila declaró ayer el estado de catástrofe nacional, que permite a las autoridades controlar los precios y desbloquear fondos de emergencia.

Los habitantes suplicaban este lunes por alimentos, agua y medicinas mientras en las calles se observaban cadáveres por doquier.

Etiquetado como: