Por: Álvaro Murillo 6 octubre, 2015
Vista del edificio central de la Caja Costarricense de Seguro Social, en el centro de San José. El Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere), una dependencia de esa entidad, maneja los datos de las planillas de todas las entidades públicas costarricenses. | RAFAEL MURILLO
Vista del edificio central de la Caja Costarricense de Seguro Social, en el centro de San José. El Sistema Centralizado de Recaudación (Sicere), una dependencia de esa entidad, maneja los datos de las planillas de todas las entidades públicas costarricenses. | RAFAEL MURILLO

El Gobierno Central pagó a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) ₡25.000 millones como amortización de la deuda millonaria que por años ha arrastrado por concepto de cuotas obrero patronales, convenios especiales, servicios a privados de libertad y asegurados por el estado.

El giro realizado el 30 de setiembre corresponde solo a una pequeña parte de los ₡750.000 millones que el Gobierno quedará debiendo a la CCSS aún si se considera una posible amortización de ₡420.000 millones de un crédito internacional en proceso.

El pago lo anunció este mediodía la Presidencia de la República como resultado de la negociación con autoridades de la CCSS (institución descentralizada) impulsada desde el 2014, subrayó el presidente Luis Guillermo Solís, en conferencia de prensa.

"Es un compromiso financiero y ético", calificó el mandatario.

"El dinero pagado por el Gobierno se usará para inversión en infraestructura, compra de equipo nuevo, y mantenimiento de las máquinas actuales", explicó la presidenta ejecutiva de la Caja, María del Rocío Saenz.