Se instalará de manera provisional y costará ¢2.132 millones

Por: Natasha Cambronero 7 octubre, 2014
Tablillas: una frontera a la fuerza
Tablillas: una frontera a la fuerza

El Gobierno definió para abril del 2015, la apertura del puesto fronterizo Las Tablillas, en Los Chiles de Alajuela. Ocho meses después de que Nicaragua inaugurara el puente Santa Fe, sobre el río San Juan, con la infraestructura y el personal necesario para formalizar el paso de personas y mercancías en ese punto.

De manera provisional se pondrá en funcionamiento el centro de control, mientras se construye las oficinas permanentes de Aduanas, de Migración y de la Policía, en aras de combatir a la brevedad posible, el eventual contrabando de mercadería y el flujo ilegal de personas.

El proyecto que se desarrollará a base de contenedores costará ¢2.132 millones, debido a que también se debe equipar y requiere una inversión extra para dotarlo con agua potable, electricidad y una red de fibra óptica.

La obra se financiará con los ingresos que generó en el 2013 el impuesto de salida del país por vías terrestres y las declaraciones de exportación.

“El puesto aunque sea provisional tendrá una operación plena con las condiciones que se tienen en ese momento, cuando se tengan las nuevas instalaciones y los equipos sea de mejor calidad, los controles serán más rigurosos”, dijo el viceministro de Comercio Exterior, Jhon Fonseca.

Fonseca agregó que el puesto definitivo progresivamente irá reemplazando el provisional sin afectar la operación.

La nueva edificación se levantará mediante un préstamo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una vez que cuente con la aprobación de la Asamblea Legislativa.

“Esperamos que el procese de construcción inicie en agosto o setiembre del 2015”, aseveró Fonseca.

Entre el puesto provisional y el permanente el Gobierno de Luis Guillermo Solís, espera invertir unos ¢7.150 millones.

Desahogo. La apertura de este nuevo puesto fronterizo desahogaría el tránsito por Peñas Blancas, en el cantón de La Cruz, en Guanacaste.

Este es el único puesto formal para el tránsito terrestre de mercancías y personas desde Costa Rica hacia el resto de Centroamérica, México y Estados Unidos.

La apertura del puesto reduciría en 160 kilómetros (km) en promedio la distancia para que los productos que llegan y salen al puerto de Limón puedan seguir al resto de Centroamérica. En suelo nicaragüense la disminución sería de 100 km, según Fonseca.

Además, bajaría en un 40% la carga que ingresa y sale por en la frontera de Peñas Blancas.