Encargada de redes sociales indicó que enviará una nota en los próximos días

Por: Diego Bosque 9 abril, 2015

Julia Ardón, coordinadora de redes sociales de la Casa Presidencial, deberá enviar una disculpa formal a los siete obispos de Costa Rica.

Así lo dijo Boris Ramírez, director de Comunicación en Zapote, al indicar que le llamaron la atención verbalmente.

“Tiene que dar una disculpa a la Conferencia Episcopal por el comentario personal que ella publicó”, indicó Ramírez, al adelantar que no abrieron ningún proceso administrativo ni consideran destituirla.

El Viernes Santo, Ardón cuestionó en la red social Twitter, la posición de la Iglesia católica con respecto al aborto y la fertilización in vitro (FIV).

“¿No les vamos a decir nada a esos señores estirados y soberbios de sotanas, encajes y piruchos? ¿En qué aberración queremos convertir este país? ¿Nos vamos a hacer los tontos?”, escribió en dos mensajes.

Precisamente, en la procesión de ese día, el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, se pronunció en contra del aborto y la FIV.

Ante los comentarios, la Conferencia Episcopal, conformada por los siete obispos, envió el lunes una carta a la Cancillería en la que protestó por el trato de la comunicadora.

En febrero del 2013, Julia Ardón participó en el lanzamiento de una coalición para las elecciones del año siguiente. | ARCHIVO / MAYELA LÓPEZ
En febrero del 2013, Julia Ardón participó en el lanzamiento de una coalición para las elecciones del año siguiente. | ARCHIVO / MAYELA LÓPEZ

“Manifestamos nuestra preocupación y reclamo ante el proceder de la funcionaria. La señora Ardón, de forma pública y reiterada, se manifestó contra nuestras personas y magisterio de modo despectivo e irrespetuoso”, señalaron los obispos en su misiva.

“Fue igualmente inadecuada la manera en que se refirió al quehacer del clero costarricense, a la vez que con sus comentarios en la red social Twitter ofendía la fe que comparte la mayoría de los ciudadanos de este país”, añadió el documento.

Javier Román Arias, secretario adjunto de la Conferencia Episcopal, reiteró la queja.

“¿Dónde queda la tolerancia? Nos sentimos sorprendidos por esas declaraciones”, aseveró.

Fue un error. “Estoy clara que cometí un error usando unas palabras inadecuadas, a nadie le gusta que lo maltraten de palabra.

”Aunque uno tenga posiciones diferentes, no se tiene que maltratar a nadie”, declaró, por su parte, Ardón, vía telefónica.

La funcionaria ofreció disculpas en una nota que publicó en redes sociales y en los próximos días lo hará ante los obispos, por escrito, según confirmó.

Ardón aceptó que está analizando dejar su puesto, pero afirmó que no es por este asunto.