Por: Daniela Cerdas E. 17 mayo
Los agentes se encuentran en varios pisos del edificio central de Recope.
Los agentes se encuentran en varios pisos del edificio central de Recope.

Desde el 2012, el Ministerio Público abrió una investigación por aparentes irregularidades en cuanto al contrato para la ampliación y modernización de la refinería de Recope; sin embargo, a hoy aún se encuentran en etapa de recolección y análisis de pruebas.

Así lo informó la oficina de Prensa del Ministerio Público.

La dependencia confirmó que la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción está en la etapa preparatoria del caso, encaminado a determinar si se incurrió en los delitos de peculado, influencia en contra de la hacienda pública, prevaricato e incumplimiento de deberes. La etapa preparatoria consiste en recolección y análisis de pruebas.

"La causa se sigue contra persona ignorada (es decir, aún no hay personas imputadas), de acuerdo con el sistema informático de gestión de la Fiscalía". Ministerio Público

A la fecha tampoco se han identificado posibles responsables, por lo que la causa se sigue contra persona ignorada.

El origen

En 2009, la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) se asoció con la empresa China Nacional Petroleum Corporation International (CNPCI) para constituir la empresa conjunta Soresco, que asumiera el proyecto de una nueva refinería en Moín.

No obstante, este plan quedó en suspenso en junio de 2013, luego de que la Contraloría General de la República (CGR) fustigara las relaciones entre la empresa que realizó el estudio de factibilidad y la petrolera china.

Unos días después, en julio de 2013, la Fiscalía allanó las oficinas de la Refinadora, de Soresco y la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) en busca de pruebas documentales como parte de una investigación.

Entre otros aspectos, en la mira de los fiscales está el eventual daño a la Hacienda Pública por el presunto pago del estudio de factibilidad, que habría costado $1,5 millones. Además, se indaga sobre el otorgamiento de beneficios y bonos salariales a 26 ejecutivos orientales, así como gastos de viajes, reuniones, almuerzos de trabajo y alquiler de casas a empleados chinos en un residencial en Santa Ana.

De la misma forma, se investiga el pago de salario y beneficios laborales de siete funcionarios ticos designados para trabajar en la Sociedad Reconstructora Chino-Costarricense (Soresco).

Según el Ministerio Público, con el estudio de factibilidad se pudieron haber violentado las condiciones establecidas en el acuerdo para crear Soresco.

LLamado

Recientemente, en abril de este año, los diputados de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público urgieron a la Fiscalía a definir si en el fallido plan para construir una refinería en conjunto con China se cometieron delitos así como señalar a los eventuales responsables.

"Definir con brevedad si los tomadores de decisiones y ejecutores involucrados en el proyecto de modernización y ampliación de la Refinería de RECOPE (...) tienen alguna responsabilidad penal y, en caso afirmativo, actuar en consecuencia y presentar las acusaciones que correspondan". Informe de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Públicos

Esa fue una de las recomendaciones que emitieron los legisladores a la Fiscalía en un informe sobre el plan que calificaron como "un completo fracaso".

El Ministerio Público recordó tener presente que la causa es de "trámite complejo".

Etiquetado como: