Jefe de Inteligencia negó ayer que al país hayan entrado grupos del Estado Islámico

Por: Esteban Mata Blanco 31 octubre, 2014
El director de la DIS, Mariano Figueres, atendió a los medios ayer, luego de comparecer ante la Comisión de Ingreso y Gasto del Congreso. | EYLEEN VARGAS
El director de la DIS, Mariano Figueres, atendió a los medios ayer, luego de comparecer ante la Comisión de Ingreso y Gasto del Congreso. | EYLEEN VARGAS

El director de la DIS, Mariano Figueres, se desdijo ayer sobre la supuesta entrada a Costa Rica de agentes terroristas pertenecientes al Estado Islámico (EI).

“Yo no he dicho que entran; he dicho que tenemos indicios de que personas ligadas a movimientos terroristas puedan haber estado en el país ( sic )”, respondió ayer Figueres a la salida de una comparecencia en la Asamblea Legislativa.

Sin embargo, el 10 de octubre, el jefe de la DIS había manifestado a este diario que los supuestos terroristas eran de varias nacionalidades y que algunos requerían visa y otros no.

Ayer, Figueres le bajó el perfil a la información: “No tenemos un expediente aún. Estamos construyendo inteligencia. Eso todavía no es un caso abierto (...). En el mundo de la seguridad y la inteligencia, muchas cosas se estudian permanentemente para evitar una amenaza; no quiere decir que esa amenaza se consolide”.

Ante una pregunta del diputado Ottón Solís, del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC), Figueres aceptó desconocer contra quién pelea el Estado Islámico, que ha sembrado terror con ejecuciones de reporteros estadounidenses y británicos, así como de ciudadanos occidentales en Oriente Medio.

“No he aseverado en ningún momento que tengamos una célula terrorista en el país, ni he aseverado que tengamos información de si proviene de un lado o del otro. Eso es información que constantemente estamos monitoreando”, expresó.

Figueres llegó convocado por una moción del legislador del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez, ante el debate en torno a la pertinencia de que en Costa Rica exista un aparato de inteligencia como la DIS.

El funcionario insiste en la necesidad de este tipo de cuerpos, al tiempo que promueve una reforma de ley para poner límites a las acciones de sus agentes y generar responsabilidades sobre estas.

Amenaza latente. Con su infiltración, el Estado Islámico –una extensión del grupo terrorista al-Qaeda que acapara territorios en Irak y Siria– le ha declarado la guerra a Occidente. Los kurdos, apoyados por Estados Unidos y otros países occidentales y árabes, libran una batalla contra los yihadistas.

Apenas ayer, en una corte federal de Washington, Estados Unidos, el ciudadano norteamericano Donald Ray Morgan, de 44 años, confesó su culpa por intentar proveer material y apoyo a un grupo terrorista, así como por tratar de unirse al Estado Islámico en Siria.

Ottón Solís se refirió a lo que, en su criterio, es falta de pericia de Figueres en relación con este tema. Ello generó críticas de los diputados hacia las gestiones del jefe de la DIS por defender a esa entidad.

Consultado por la prensa sobre su conocimiento del tema, Mariano Figueres respondió: “Yo no veo el detalle de todos los casos que se trabajan en la Dirección de Inteligencia”. Acto seguido, el funcionario reiteró la necesidad de fortalecer la Dirección de Inteligencia.

“Con respecto al terrorismo, eso es algo de investigación permanente”, expresó.