Por: Ronny Rojas 20 octubre, 2013

Una falla en la plataforma de operaciones de Copa Airlines dejó atrapada anoche, por más de cinco horas, a la presidenta Laura Chinchilla en el aeropuerto de Tocumen, en Ciudad de Panamá.

Junto a ella, cientos de costarricenses también permanecían estancados en la terminal aérea.

La mandataria evidenció su molestia en la red social Twitter.

“Atrapados desde hace 5 horas en Aeropuerto Tocumen Panamá, sin que compañía aérea Copa de explicaciones. ¡Qué relajo!”, escribió.

Al cierre de esta edición, una avioneta del Ministerio de Seguridad Pública se dirigía rumbo a Panamá para traer de vuelta a Chinchilla y parte de su comitiva.

La Mandataria viajó a ese país para asistir a la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se realizó entre viernes y sábado.

El ministro de Comunicación, Carlos Roverssi, también se mostró molesto con el trato quen recibieron de la aerolínea.

“Nadie había venido a explicar lo que sucedía. Nos dijeron de todo: que ya estaban abordando, que el piloto no aparecía, que estaban limpiando el avión. Hasta hace poco nos dijeron la verdad", dijo Roverssi a este diario vía telefónica.

"No nos parece justo. Tratándose de una Mandataria debieron haber tenido el respeto de venir a explicarnos”, agregó.

El funcionario contó que luego de que la presidenta escribió en Twitter, la aerolínea les envió hamburguesas y regresacos.

Copa emitió ayer un comunicado de prensa en el que reconoció la complicación y “lamenta profundamente los problemas que se están generando como consecuencia de la interrupción”.

“Nos hemos visto obligados a cancelar algunos vuelos de la tarde y de la noche de hoy e incluso el día de mañana, cuando esperamos alcanzar un mayor nivel de normalidad”, indicó la aerolínea.