Directriz del gobierno pretende reducir el impacto vial provocado por el cierre de un tramo de Circunvalación

Por: Patricia Recio 17 septiembre, 2013

Los empleados públicos comenzarán desde este jueves 19 de setiembre con el nuevo horario decretado por el Gobierno la semana pasada, como una de las medidas para hacer frente a la crisis vial tras el cierre de un tramo de la ruta de Circunvalación.

El decreto establece que entrarán a las 7 a. m. aquellos ministerios e instituciones adscritas que estén situados en el cantón central de San José, en Goicoechea, Montes de Oca, Curridabat, Escazú, Santa Ana, Alajuelita y Desamparados.

Habitualmente los trabajadores de estas dependencias ingresaban a laborar más tarde, entre las 7:30 a. m. y las 8:30 a. m. Con el cambio de horario, se debe ajustar la hora de salida en la misma proporción en que se adelante el horario de ingreso.

Además, establece que los jerarcas de los ministerios y sus dependencias pueden modificar la jornada de trabajo de algunos o todos los funcionarios de manera que laboren 10 horas al día de forma continua, durante cuatro días por semana, hasta completar las 40 horas semanales.

De esta manera podrán disfrutar de un día libre entre semana que podrá ser lunes o viernes, siempre y cuando se procure la continuidad del servicio público durante los cinco días de la semana.

Mediante un comunicado, Presidencia, aclaró que "la implementación de la jornada acumulativa deberá iniciarse en un plazo no mayor a dos semanas a partir de la publicación de este Decreto".

Además, corresponde a los jerarcas de cada ministerio e institución determinar cuál de las dos medidas decretadas aplicarán.

Según el decreto, se pueden hacer excepciones a la disposición según los casos individuales que sean justificados y autorizados por cada jerarca.

Miles de conductores sufrieron esta mañana producto del caós que se originó en la vía que va de Hatillo hacia Pavas a causa del cierre.
Miles de conductores sufrieron esta mañana producto del caós que se originó en la vía que va de Hatillo hacia Pavas a causa del cierre.

Estos cambios no se aplicarán en los servicios públicos esenciales, como los centros de salud u hospitales, así como los policías y atención de emergencias. Tampoco aplican para centros educativos.

El decreto estará vigente hasta el 17 de noviembre.

Consultadas sobre la forma en que se organizarían o la medida que aplicarán, varias instituciones autónomas como el Instituto Costarricense de Electricidad, Acueductos y Alcantarillados, la Caja Costarricense del Seguro Social, el Poder Judicial y el Instituto Nacional de Seguros, no tenían establecidos los servicios ni la forma en que implementarán los cambios.