Audiencia en la CIJ inició ayer y se extenderá hasta el viernes

Por: Manuel Herrera 6 noviembre, 2013

"Diría que Costa Rica hoy dejó bastante mal parada la solicitud que Nicaragua le ha formulado a la Corte (Internacional de Justicia)".

La Contraloría General de la República anuló, por segunda vez, el contrato para elaborar los planos y el diseño de la trocha fronteriza con Nicaragua.
La Contraloría General de la República anuló, por segunda vez, el contrato para elaborar los planos y el diseño de la trocha fronteriza con Nicaragua.

Con esas palabras resumió el embajador de Costa Rica en Holanda, Jorge Urbina, el resultado de la comparencia del país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, de este miércoles.

Según Urbina la delegación nacional se concentró en demostrar que no hay riesgos inminentes, irreparables y nada que de lugar a un estado de urgencia en los trabajos que se realizan en la ruta 1856.

"Nicaragua pide cosas que, incluso, son contradictorias entre sí. Pide que Costa Rica lleve a cabo todos los trabajos que sean necesarios para que la trocha no derrame sedimentos en el San Juan y a la misma vez pide que Costa Rica no haga nada", indicó el embajador a adn radio 90.7 fm.

Además precisó que la delegación costarricense entregó a la Corte un estudio realizado por un experto inglés, donde se demuestra que los sedimentos que caen al San Juan producto de las obras en la trocha, son imperceptibles al análisis del agua.

"Lo que Nicaragua está invocando es que el San Juan está sufriendo un gran daño. Costa Rica presentó evidencia científica de que eso no es así", manifestó Urbina.

Desde ayer martes y hasta el próximo viernes, representantes de Costa Rica y Nicaragua acuden a la audiencia en la CIJ donde debatirán la petición de medidas cautelares solicitadas por el gobierno de Daniel Ortega contra Costa Rica, por los trabajos en la trocha fronteriza.