Por: Esteban Mata Blanco 29 julio, 2014

En el Congreso, poco a poco los diputados empiezan a hacer pública su posición con respecto al conflicto bélico entre Israel y Palestina.

El diputado del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Óscar López, plantó ayer una bandera del Estado de Israel en su curul.

“Me identifico plenamente con el pueblo israelita. Sin embargo, hago un respetuoso llamado a la conciencia, pidiéndole a Dios que este conflicto acabe porque los civiles, tanto palestinos como israelíes, son las únicas víctimas”, manifestó López.

Israel y Palestina protagonizan una sangrienta lucha en la que se entrecruzan el nacionalismo con el terrorismo.

Hasta ayer, después de 21 días de enfrentamientos, el saldo de víctimas mortales ascendía a 1.098 palestinos y 48 israelíes.

El jueves pasado, el jefe de fracción del Frente Amplio, Gerardo Vargas Varela, defendió la posición de su bancada al señalar que hay un ataque excesivo de parte del Gobierno israelí. “Estamos ante un genocidio innegable: los muertos se acumulan de un solo lado de la balanza y eso no nos puede ser indiferente”, dijo Vargas esa vez.

“Los bandos no son comparables, básicamente porque uno de ellos, Israel, viene incumpliendo impunemente las resoluciones de Naciones Unidas”, agregó Vargas.

Por su parte, López opinó que el terrorismo palestino evita que se llegue a un acuerdo de cese del fuego entre ambas naciones.

“Soy de la tesis de que hay muchas células terroristas financiadas por gobiernos fundamentalistas que actúan desde Palestina contra Israel”, apuntó el diputado josefino en su perfil personal de Facebook .