Por: Esteban Mata Blanco 8 octubre, 2014

En la Comisión de Asuntos Hacendarios hay 11 diputados y todos coinciden en que debe recortarse el Presupuesto de la República para el 2015. Sin embargo, ayer discutieron cinco informes sobre ese plan de gastos y el único acuerdo al que llegaron es que no hay acuerdo.

De esta forma y pese a la discusión y aprobación de mociones para disminuir el Presupuesto en ¢9.000 millones, el plan de gastos pasó un mes siendo objeto de críticas y propuestas, para que, al final de los análisis en subcomisión, los legisladores no acordaran nada porque ninguno de los informes fue aprobado anoche.

Por más que el diputado Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), clamara por una reducción de ¢300.000 millones, el PUSC pidiera rebajar ¢317.000 millones y la Contraloría hablara de la urgencia de disminuirlo en ¢200.000 millones, todo empezará de cero.

El diputado Abelino Esquivel es uno de los miembros de la Subcomisión de Asuntos Hacendarios que analizó el Presupuesto. | JOSÉ CORDERO
El diputado Abelino Esquivel es uno de los miembros de la Subcomisión de Asuntos Hacendarios que analizó el Presupuesto. | JOSÉ CORDERO

El Presupuesto, por un total de ¢7,9 billones, está intacto, con todo y su crecimiento del 19% en comparación con el del año pasado.

Ahora será el cuerpo completo de la comisión –es decir, los 11 diputados del foro– el que empiece a buscar cómo reducir el presupuesto “más discutido” del que dice tener memoria el presidente Luis Guillermo Solís.

De hecho, Casa Presidencial acepta la urgencia de recortar gastos y propone que se corten ¢220.00 millones. La discusión empieza.

Etiquetado como: