Legislador dice tener conversaciones adelantadas con otros partidos políticos

Por: Esteban Mata Blanco 10 agosto, 2014

La discusión sobre el empleo de la marihuana con fines medicinales tendrá un nuevo espacio en la Asamblea Legislativa, propiciado por un diputado oficialista, a partir de este lunes.

El legislador Marvin Atencio, del Partido Acción Ciudadana (PAC), anunció la presentación de un proyecto de ley “para investigar, regular y controlar el cannabis para uso medicinal”.

La propuesta crearía un instituto de investigación especializado en el estudio de las propiedades curativas de la droga.

El diputado de gobierno dijo que se trata de un proyecto de ley basado en experiencias científicas puestas en marcha en otros países.

El proyecto, de 85 páginas y 68 artículos, regula “exclusivamente la parte médica”, afirmó Atencio, quien es médico de profesión.

Si bien en Costa Rica no es prohibido el consumo de la marihuana, su venta y trasiego sí son ilegales.

Atencio ya había demostrado su interés por este tema, junto con su compañera de fracción Laura Garro y el legislador de Liberación Nacional (PLN) Ronny Monge.

Apenas iniciada su labor en el Congreso, los tres sostuvieron diálogos con la ONG estadounidense LEAP (aplicación de la ley en contra de la prohibición, por sus siglas en inglés), que se dedica a promover una posición abierta hacia el uso médico de la marihuana.

En esa ocasión, Atencio ofreció apoyo para la apertura del debate en la Asamblea Legislativa.

Sobre su propuesta de ley, el legislador se guardó los detalles. Adujo que ha conversado, con resultados positivos, con diputados del Movimiento Libertario, Liberación Nacional y el Frente Amplio.

De manos de ciudadanos, la Asamblea ha recibido al menos 15 proyectos de ley sobre legalización de la marihuana. Varios de ellos argumentan que el cannabis sirve en el tratamiento de enfermedades como esclerosis múltiple, depresión, tensión y trastornos de sueño.

El Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), en cambio, afirmó en el 2012 que esas propiedades curativas no están demostradas y que, más bien, esta droga genera adicción, problemas para la memoria y el aprendizaje.

La marihuana es el estupefaciente de venta ilegal de mayor consumo aquí, según una encuesta del IAFA del 2010. En ese momento, un 7% de la gente la ha probado y un 2% la consume de manera activas.

LEAP critica la guerra contra el narco al decir que genera violencia en lugar de resultados positivos. Añade que la legalización ha tenido resultados positivos en Uruguay y partes de Estados Unidos.