En el Tribunal ven poco viable anticipo por vacíos en reportes de liquidación

Por: Esteban Mata Blanco 4 octubre, 2014
De izquierda a derecha: Rodolfo Piza (PUSC) junto a un asesor no identificado, seguido por Carlos Avendaño (RN), Justo Orozco (RC), Patricia Mora (FA) y el verdiblanco Bernal Jiménez, reunidos ayer en el Congreso. | JORGE ARCE
De izquierda a derecha: Rodolfo Piza (PUSC) junto a un asesor no identificado, seguido por Carlos Avendaño (RN), Justo Orozco (RC), Patricia Mora (FA) y el verdiblanco Bernal Jiménez, reunidos ayer en el Congreso. | JORGE ARCE

Las deudas que arrastran cinco partidos es el motivo común que los llevó a gestionar, ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), un adelanto de la contribución estatal que les corresponde por los gastos de la pasada campaña electoral.

Los presidentes del Partido Liberación Nacional (PLN), Frente Amplio (FA), Unidad Social Cristiana (PUSC), Restauración Nacional (RN) y Renovación Costarricense (RC) pidieron ayer una audiencia con los magistrados del TSE para exponer la situación.

La iniciativa, propuesta por el liberacionista Bernal Jiménez, sugiere que el Tribunal haga uso de la facultad que tiene por ley de adelantar parte de la llamada “deuda política”, que es el monto que el Estado reconoce a las agrupaciones con participación electoral.

Jiménez comentó que únicamente el Partido Acción Ciudadana (PAC) rehusó participar en la gestión conjunta, a pesar de que el tema de deudas les genera problemas a todos.

“Lo único que le estamos pidiendo al Tribunal es que haga un esfuerzo para pagarnos lo más pronto posible”, dijo Jiménez, cuyo partido espera obtener cerca de ¢4.000 millones de contribución estatal, luego de presentar una liquidación de gastos por ¢5.200 millones.

De momento, la petición de los presidentes de los grupos políticos no ha sido contestada formalmente por los magistrados del TSE.

El director de Registro Electoral del Tribunal, Héctor Fernández, explicó que la solicitud debe ser revisada en primera instancia por los magistrados, pero explicó que el procedimiento de liquidación dificultaría que se adelante dinero.

La razón, según Fernández, es que en algunos casos los partidos volvieron a presentar liquidaciones poco claras y con desórdenes contables, lo que dificulta y retarda la revisión de los gastos que serían reconocidos por el Estado.

“Los más interesados en sacar esto lo más pronto posible somos nosotros”, afirmó Fernández.

El funcionario agregó que pese a que se destinaron especialistas para dar asesoría a las agrupaciones, los problemas en los informes de liquidación impedirían que se pueda hacer un anticipo, tal y como lo permite el Código Electoral.

El presidente del PUSC, Rodolfo Piza, dijo estar consciente de que el TSE sigue estos procedimientos con rigurosidad, aunque reiteró que también es claro que los intereses generados por la deuda suponen un golpe a las débiles finanzas de las agrupaciones políticas.