Por: Aarón Sequeira 5 noviembre, 2014

Antes de que las partes en conflicto por los muelles de Limón acepten sentarse a dialogar de nuevo, la defensora de los Habitantes, Montserrat Solano, tantea el terreno y las versiones de las partes.

La defensora, Montserrat Solano, mediará en la huelga. | PABLO MONTIEL
La defensora, Montserrat Solano, mediará en la huelga. | PABLO MONTIEL

“Queremos llegar a una agenda conjunta que permita la mediación, acercar las partes y llegar al acuerdo que ponga solución al conflicto”, dijo la defensora.

Para eso, convocó a Sintrajap a una reunión hoy a las 9 a. m. y al Gobierno lo citó a las 2 p. m. En el ínterin, se reunirá con el jefe de la fracción del Frente Amplio, Gerardo Vargas Varela. Este diputado fue quien le propuso a Montserrat Solando ser la árbitra del conflicto.

Solano aceptó ayer por la tarde ser la mediadora entre el Gobierno y el Sindicato de los Trabajadores de Japdeva (Sintrajap). Ella afirmó que su mediación no avala que las partes establezcan condicionamientos para el diálogo.

Esto, después de que el ministro de Trabajo, Víctor Morales, dijera el lunes que, para el Gobierno, los límites del diálogo implican que se elimine la petición del sindicato de no sancionar a los huelguistas.

La huelga de los trabajadores de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) cumple hoy dos semanas.

El reclamo principal de los sindicalistas es que la cláusula 9.1 del contrato para la construcción de la Terminal de Contenedores de Moín le da a la empresa APM Terminals la exclusividad en la carga y descarga de contenedores en ese muelle.

Ante la petición de la defensora de evitar los condicionamientos, el ministro de Trabajo reiteró que el Gobierno tiene límites para sentarse a la mesa y aseguró que ve en la reunión con Solano la oportunidad de explicarle ampliamente las razones de esos márgenes para el diálogo con Sintrajap.

El diputado Vargas ratificó que la negociación debe darse sobre la base de los documentos que se han trabajado para decretar el fin de la huelga, sin hablar de amnistía para los detenidos por los disturbios.

El secretario general de Sintrajap, Ronaldo Blear, confirmó que asistirán a la cita con Solano, pero no aseguró que se detenga la violencia en la provincia de Limón.